Griñán vincula la fecha electoral al devenir de los acontecimientos

  • El presidente de la Junta afea a Rajoy el "engaño" por subir los impuestos y asegura que el Gobierno del PP se guarda medidas más duras tras las andaluzas

Comentarios 12

La mayor incógnita en la actualidad política andaluza se cierne sobre el anuncio de las próximas elecciones autonómicas, que se celebrarán en primavera. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, despeja todas las preguntas referidas a la fecha de la convocatoria, potestad que le pertenece en exclusiva, aunque ayer, en un acto en Jaén, afirmó que ya tiene prevista cuál será. Sin embargo, no la desveló, porque ésta dependerá de "cómo vayan los acontecimientos", afirmó.

Griñán no ofreció más detalle, pero del resto de sus declaraciones y del posicionamiento que ha tomado el PSOE se desprende que esos acontecimientos están vinculados a la acción del Gobierno de Mariano Rajoy. Ésta fue una de las razones que motivó la separación con las elecciones generales por primera vez desde 1994: los socialistas andaluces entendieron que en noviembre hubieran ido de la mano de la debacle del PSOE nacional y decidieron agotar la legislatura que concluye en marzo.

Las medidas para conseguir el objetivo de déficit impuesto por la Unión Europea que tendrá que asumir el Gobierno del PP es una de las bazas que el PSOE andaluz juega de cara a las elecciones autonómicas. Los socialistas inciden en que ahora Rajoy será consciente de la dureza de la lucha contra la crisis y tomará medidas tan impopulares a las que estuvo obligado el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Entre las claves de las últimas derrotas del PSOE en Andalucía (generales y municipales, por primera vez en la historia) destaca la gestión de la crisis y por ello se observará con atención la gestión que de ésta haga el Gobierno de Rajoy. No se analiza en estas claves sin embargo, al menos de manera oficial, el hartazgo que pueda producir la permanencia de 30 años en el poder.

Así Griñán insistió ayer en la línea que los socialistas andaluces han seguido en el último mes y apoyan la estrategia en la acción que hace el contrario, en este caso, el Gobierno del PP, con la novedad que les ha brindado las medidas anunciadas el viernes y la sorpresiva subida de impuestos. El presidente de la Junta dijo temer que el Gobierno de España "no hará todo lo que tenga que hacer hasta que se celebren las (elecciones) andaluzas", lo que significaría "engañar a priori", como, a su juicio, ha ocurrido con el "cambio de discurso del PP" tras las generales.

En la inauguración de las nuevas instalaciones de la unidad adscrita del Cuerpo Nacional de Policía y del servicio coordinado de emergencias 112 de Andalucía, Griñán defendió que "simplemente nos engañaron", de modo que "dijeron lo que dijeron y han tenido que hacer lo contrario de lo que decían porque había unas elecciones".

"No puede decir que la situación es peor de lo que decían", aseveró Griñán preguntado por la desviación del déficit. Según el presidente andaluz, Rajoy se está guardando sus medidas más duras para después de las elecciones andaluzas. En su opinión, Rajoy "tampoco hará todo lo que tenga que hacer hasta que se celebren las andaluzas" y añadió que "eso significa engañar a priori para que luego se sepa, después de las andaluzas". Igualmente, Griñán puso de manifiesto las críticas populares a las actuaciones de José Luis Rodríguez Zapatero, "sobre todo que la mayor locura del mundo era subir impuestos", algo que al llegar al Ejecutivo nacional han acometido ellos.

De otra parte Griñán calificó de "incongruente" que el PP andaluz estudie recurrir la ley que prohíbe a los alcaldes ser diputados en el Parlamento autonómico al existir esta norma en Galicia, donde gobierna el PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios