El Grupo Joly recoge la Medalla de Andalucía

  • El presidente-editor del grupo, José Joly Martínez de Salazar, ha recibido la distinción por la implantación de un modelo de prensa poco frecuente y hasta hace poco inédito en la comunidad autónoma

El presidente-editor del Grupo Joly, José Joly Martínez de Salazar, ha recogido este domingo en el Teatro de la Maestranza de Sevilla la Medalla de Andalucía de manos del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, por la implantación de un modelo de prensa poco frecuente y hasta hace poco inédito en la comunidad autónoma.

La Junta ha destacado como el grupo editorial, primero andaluz y editor de nueve cabeceras con sus correspondientes ediciones web: Diario de Cádiz, Diario de Sevilla, Diario de Jerez, Europa Sur, Huelva Información, El Día de Córdoba, Granada Hoy, Málaga Hoy y Diario de Almería, lleva a cabo una función informativa "partiendo de lo local hasta lo global siempre bajo una mirada andaluza".

Junto al Grupo Joly, también han sido reconocidos la cantante Pasión Vega, el cantaor  José Mercé, los filólogos Gregorio Salvador y Pedro Martínez Montávez, el jurista Jesús Maeztu, el escultor  Miguel Fuentes del Olmo, la bióloga Carmen Galán, la pedagoga Mercedes Sanromá, la empresaria Isabel García BardónSociedad Andaluza de Educación Matemática Thales y la ganadería Hijos de Celestino Cuadri.

En la ceremonia oficial del Día de Andalucía se han entregado también los títulos de Hijo Predilecto de Andalucía al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Augusto Méndez de Lugo, y a la propietaria de la finca almeriense El Romeral, Francisca Díaz, de casi cien años y una adelantada de la gestión sostenible.

Méndez de Lugo, que ha hablado en nombre de los galardonados, ha señalado que el referéndum de 1980 fue "un momento de lucidez histórica" del pueblo andaluz y "no sólo sirvió para conformar la manera de ser de Andalucía", sino que fue decisivo para conformar la España de las autonomías.

La crisis, en el discurso de Griñán

En su discurso institucional tras la entrega de los títulos de Hijos Predilectos y de las Medallas de Andalucía, Griñán ha reconocido que el desempleo "es el principal problema contra el que luchamos hoy los andaluces" y ha asegurado que su objetivo "más inmediato es ayudar a los que peor lo están pasando".

Ha garantizado a los desempleados su "compromiso y esfuerzo para encontrar soluciones a sus preocupaciones" y ha prometido concentrar las energías de su Gobierno "en acelerar el crecimiento económico y, con ello, crear empleo, porque el empleo crea ciudadanía".

El presidente andaluz ha vaticinado que cuando se supere la crisis "pocas cosas podrán ser como antes" y que mientras la comunidad internacional combate el modelo que la hizo posible, en Andalucía se han de "edificar bases más firmes y duraderas".

Se ha referido Griñán al referéndum del 28 de febrero de 1980 en el que los andaluces votaron por el acceso a la autonomía por la denominada vía rápida y lo ha calificado como una "rebelión andaluza" que, aunque amparada en la Constitución, "desbordó el futuro que parecía ya escrito".

Aquel referéndum por la plena autonomía, según el presidente andaluz, evitó que se consagrara una "estructura asimétrica" con la que "los agravios entre territorios habrían puesto en riesgo los indudables beneficios del Estado de las Autonomías y habrían sido un obstáculo para la cohesión política y territorial de España".

La crisis también ha estado presente en el pleno institucional celebrado en el Parlamento de Andalucía, en el que la presidenta de la Cámara, Fuensanta Coves, ha advertido a los diputados que es "más sensato buscar los caminos del acuerdo que los de la división" y ha alertado contra el desapego de los ciudadanos respeto a la política.

Coves ha apuntado la necesidad de legislar "para crear marcos propicios para la prosperidad" y ha destacado la importancia de "pedir cuentas y elevar propuestas al Ejecutivo para que se aplique con vigor y equidad hacia ese objetivo".

Por su parte, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ha expresado la tristeza de un día en el que "hay que acordarse" del millón de parados, de las 350.000 familias que no tiene ingresos y, especialmente, de las personas que están afectadas por la inundaciones.

El coordinador andaluz de IU, Diego Valderas, ha dicho que éste debe ser un día de "reivindicación" frente a un Gobierno autonómico que, a su juicio, no da respuesta a los problemas que tienen miles de andaluces y que genera "poco empleo y mucha lírica".

Las referencias a la crisis económica del presidente andaluz, José Antonio Griñán, que ha dicho que su objetivo es "ayudar a los que peor lo están pasando", y de la presidenta del Parlamento autonómico, Fuensanta Coves, han marcado el Día de Andalucía en el 30 aniversario del referéndum por la autonomía plena.

A las puertas del Maestranza, unas treinta de personas se manifestaron con una pancarta que decía: "Andalucía imparable. 865.085 parados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios