La crecida del Guadalquivir provoca el desalojo de viviendas en Lora del Río, Écija, San Juan y Tocina

  • El viento y la lluvia han causado también numerosas incidencias en Alcalá del Río y Alcalá de Guadaíra, mientras ha arrancado árboles y tejados en Utrera.

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Lora del Río ha acordado el desalojo preventivo de unas 50 viviendas de la localidad ante la previsible crecida del río Guadalquivir, según informaron fuentes municipales, del servicio de Emergencias 112 y de la Guardia Civil. 

En este sentido, las mismas fuentes indicaron que fue en torno a las 11:30 horas de este martes cuando el Ayuntamiento decidió adoptar la referida medida, todo ello tras una reunión en la que participaron el alcalde de la localidad, Francisco Javier Reinoso (PSOE), un asesor técnico del 112 y efectivos del Instituto Armado, entre otros. 

De este modo, se ha acordado el desalojo preventivo de unas 50 viviendas ubicadas en la Avenida del Castillo y en la Plaza de la Coronación, zonas muy próximas al río Guadalquivir, todo ello debido a que la crecida en su cauce puede provocar que el agua entre por las alcantarillas, anegando de ese modo las viviendas. 

Asimismo, los inquilinos de las casas de dos plantas allí ubicadas han podido trasladarse, junto a sus enseres, a la planta de arriba, aunque, ante la previsión de que el cauce del río suba "bastante", la mayoría de los vecinos afectados se están desplazando a casas de familiares ubicadas en otras zonas del pueblo.

Además, el Consistorio loreño ha puesto a disposición de los afectados tanto un camión como un almacén municipal al objeto de que depositen allí sus enseres. Según indicaron fuentes municipales, no es la primera vez que se da esta situación en la zona, pues en el año 1995 ya sucedió algo parecido.

Más localidades afectadas

Del mismo modo, el Ayuntamiento de Tocina también ha decretado el desalojo de aproximadamente 20 familias como consecuencia del peligro de inundaciones implícito en el creciente caudal del río Guadalquivir.

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Manuel González, informó de que se trata de unas 20 familias de las calles Camino de la Barca, San Antonio y la prolongación de la calle Sacristán Salvador Domínguez. El desalojo ha sido acordado entre los servicios de Protección Civil y de Policía Local.

En ese sentido, explicó que el caudal del Guadalquivir "está creciendo y creciendo" y ya se teme que el agua "empiece a salir por el alcantarillado", por lo que se ha ordenado este desalojo preventivo. 

También en San Juan del Aznalfarache se ha procedido al desalojo de varias chabolas instaladas en las zonas cercanas a la orilla del río.

La crecida del río Genil a su paso por Écija también ha provocado el desalojo de treinta personas de la pedanía Isla del Vicario, y se mantiene en alerta a sesenta personas entre policías, bomberos y de Protección Civil por el riesgo de inundaciones en la localidad.

El Ayuntamiento, que ha celebrado una Junta Local de Seguridad, ha señalado en un comunicado que el río mantiene sus máximos históricos, con un nivel de lámina de agua de 6,16 metros y 654,55 metros cúbicos por segundo, pero sin llegar a inundar el casco urbano.

La zona del polígono el Limero está parcialmente inundada y se ha evacuado parte del parque móvil de las instalaciones de los bomberos, por lo que se ha montado un puesto de mando avanzado en la zona próxima al cuartel de la Policía Local.

También se ha cortado la circulación en toda la zona del Puente, desde la Avenida Doctor Fleming hasta la Barriada Colonda, incluido el puente Romano, para facilitar el trabajo de los operativos de emergencia.

Además, se mantiene cortada la circulación en la ronda de circunvalación en el tramo comprendido entre la rotonda de la SAFA y la rotonda del Camino de los Romeros.

El Ayuntamiento ha subrayado que existe "máxima preocupación" en la zona de la Alcarrachela, en los alrededores del puente de la autovía, y en el centro comercial Las Torres.

Por otro lado, la A-474 ha sido cortada entre las localidades de Bormujos y Bollullos de la Mitación por el desprendimiento parcial de un puente.   De este modo, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha habilitado para los conductores que transiten por aquella zona un desvío alternativo por las carreteras A-8059 y A-8062.   

Fuentes del Consorcio de Transportes del Área de Sevilla informaron de que, en concreto, el cierre al tráfico rodado de la carretera A-474 en la conexión entre Bormujos y Bollullos de la Mitación tiene efectos sobre cinco líneas metropolitanas.

Se trata, así, de las líneas 157, 158, 159, la M-169 (Sevilla-Villamanrique de la Condesa a través de Bolullos) y la nueva circular M-102, que enlaza un total de diez municipios de la comarca del Aljarafe con el hospital San Juan de Dios, enclavado en Bormujos.

No obstante, las mismas fuentes señalaron que para salvar la incidencia, todas estas rutas están eludiendo el tramo del citado puente derivando sus recorridos a la autovía A-49. Así, según el Consorcio Metropolitano de Transportes, todas las paradas implicadas en estas cinco líneas están siendo respetadas y no se registran demoras considerables en el funcionamiento de las mencionadas rutas. 

Además, el viento y la lluvia han causado numerosas incidencias en las últimas horas en la provincia de Sevilla, especialmente en las localidades de Alcalá del Río, Alcalá de Guadaira y Utrera.

En Alcalá del Río la lluvia originó una torrentera que partió de un cerro cercano a la localidad y que anoche anegó calles, garajes y locales, según ha dicho este martes un portavoz del Parque Provincial de Bomberos.

En Alcalá de Guadaira una fuerte tormenta ha causado a primeras horas de la mañana de hoy inundaciones de locales y garajes y en Utrera un "pequeño tornado", según la fuente, arrancó árboles y tejados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios