La Guardia Civil ratifica el fraude electoral en Almonte

  • Un informe pericial califica de "falsos" los votos por correo de diez mujeres inmigrantes

Comentarios 1

Los especialistas del Departamento de Grafísticas del Laboratorio de Criminalística de la IV Zona de la Guardia Civil han emitido un informe pericial en el que califican de "falsas" las firmas con las que diez mujeres inmigrantes pudieron participar en los comicios municipales del 2007 en Almonte a través del voto por correo.

Las pruebas, remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción numero uno de La Palma del Condado y a las que tuvo acceso este periódico, ponen en evidencia que las diez firmas analizadas fueron falsificadas. Y la autoría de nueve de ellas se atribuyen a M. J. D., funcionaria del Ayuntamiento de Almonte y persona muy vinculada a los intereses electorales del PSOE durante los comicios del 2003-2007. La denuncia que originó las pesquisas fue interpuesta por los concejales José Antonio Domínguez (PP) y José Manuel Romero (PA) contra el alcalde, Francisco Bella (PSOE) y el entonces secretario, Juan Adolfo Arangüete, además de la funcionaria.

Las sospechas sobre un posible fraude electoral se extienden a 160 trabajadoras extranjeras de una misma finca agrícola, que en mayo de 2007 fueron empadronadas in extremis.

A la luz de este nuevo informe pericial, emitido el 31 de diciembre de 2009, la juez ha dictado una providencia, con fecha 29 de enero de 2010, en la que pide que estas pruebas se sumen a "las diligencias previas" y "acuerda que por el Secretario Judicial se proceda a comprobar, a través de la correspondiente aplicación informática" si las diez mujeres a las que se les ha practicado las pruebas caligráficas "se encuentran dadas de alta en la Seguridad Social y, en su caso, la empresa en la que actualmente se encuentran trabajando. Con su resultado se acordará lo demás que proceda".

Los socialistas arrasaron en dichos comicios municipales y la candidatura liderada por Francisco Bella contó con el respaldo del 62,64% de los electores, lo que se traduce en 6.340 votos. Aun así y aunque el signo de las elecciones no vire en función del cómputo o no de estos votos, desde las filas populares se piden que se depuren responsabilidades por "la gravedad de los hechos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios