Guerrero concedió una tercera ayuda a su chófer de otros 450.000 euros

  • La subvención se otorgó al marido de una alcaldesa socialista de una pedanía de Andújar (Jaén) y a los dos meses se constituyó una sociedad en la que ya aparecía como socio el conductor del ex director de Trabajo.

Comentarios 26

Juan Francisco Trujillo Blanco, el que fuera chófer del ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta, Francisco Javier Guerrero Benítez, recibió una tercera subvención pública por importe de otros 450.000 euros para la creación de una granja avícola, aunque según desveló ayer el Partido Popular no hay constancia de la realización de este proyecto. Las tres subvenciones fueron concedidas por Guerrero el mismo día, el 16 de febrero de 2004, y ascienden a un total de 1.350.000 euros.

El chófer del ex director de Trabajo y principal imputado en el escándalo de los ERE reconoció recientemente ante la Policía que recibió dos subvenciones por valor de 900.000 euros para la creación de una empresa de muebles y un negocio de casas rurales en la sierra de Andújar (Jaén), y reveló que parte del dinero se lo devolvió "en mano" a Guerrero y se lo gastó en "fiestas, copas y cocaína".

La portavoz del PP-A, Rosario Soto, y el responsable del área económica de esta formación, Rafael Carmona, denunciaron ayer que el antiguo conductor de Guerrero se benefició de una tercera ayuda pública que fue otorgada el mismo día que las anteriores para la creación de una "granja de cría y engorde avícola". Según consta en el convenio firmado por el entonces director general de Trabajo -que se reproduce junto a esta información-, esta ayuda fue concedida inicialmente a nombre de Isidoro Ruz Espigares, marido de la que fuera alcaldesa del PSOE de Llanos del Sotillo, una pedanía de Andújar. A los dos meses de que se otorgara la subvención -que según el convenio iba a posibilitar la realización de tres contratos indefinidos y de 540 jornales agrícolas-, en abril de 2004, se constituyó formalmente la sociedad Avenueva, en la que ya figuraban como socios Isidoro Ruz Espigares y Juan Francisco Trujillo.

Poco después de la constitución formal de la sociedad, Isidoro Ruz la abandonó y ya sólo quedó como administrador único de Avenueva Juan Francisco Trujillo. La sociedad, según explicó Rafael Carmona, tuvo una actividad escasa y únicamente presentó "dos años sus cuentas en el Registro Mercantil". Los 450.000 euros de la subvención concedida por el ex director general de Trabajo de la Junta fueron ingresados en una cuenta bancaria a nombre del esposo de la ex alcaldesa socialista de la pedanía de Andújar, si bien el PP -que ejerce la acusación popular en la causa de los ERE que investiga la juez Alaya- desconoce si esa cuenta puede tener más titulares.

La granja para la que se concedió la ayuda tenía una supuesta capacidad de "150.000 aves por pollada", lo que suponía una producción de 900.000 pollos al año e iba a emplazarse en una finca de cuatro hectáreas ubicada en el término municipal de Andújar. El PP asegura que no tiene constancia de que esta granja de pollos se haya construido, por lo que consideró "un acierto" la denominación de "fondo de reptiles" -expresión empleada en su declaración en la Policía por el propio Guerrero- para denominar la partida de la que salieron estas subvenciones públicas. Los populares destacaron asimismo la "facilidad" con la que el director de Trabajo firmaba en un día la concesión de 1,3 millones de euros para distintos proyectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios