Hacienda requiere más recortes a la Junta para cumplir el déficit

  • El Ministerio aprecia una desviación en las medidas de ajuste, que ve "insuficientes" para lograr el objetivo.

Comentarios 4

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha desvelado que ha requerido a la Junta de Andalucía medidas adicionales para cumplir el objetivo de déficit este año. Fue el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, quien en su comparecencia en el Senado señaló que de las cinco comunidades que incumplieron este objetivo en 2012, sólo una, Baleares, camina en buena dirección para lograr su objetivo diferenciado este año. El resto (que son Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia) tendrán que tomar medidas, que Beteta concretó en "acuerdos de no disponibilidad presupuestaria" antes de final de año. Estas comunidades tendrán que decidir qué partidas de sus presupuestos no podrán gastar, lo que se traduce en recortes adicionales.

La Junta de Andalucía terminó el año 2012 con un déficit del 2,09% del PIB regional cuando el límite era de un 1,5%. Este año se bajaba la cifra final a un 0,7%, pero en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de julio la Junta logró un objetivo individual del 1,58%. A pesar de la ampliación, los indicadores que maneja el Ministerio de Hacienda apuntan a que se rebasará el objetivo a final de año.

La Consejería de Hacienda y Administración Pública, que dirige María Jesús Montero, aseguró ayer a Europa Press que desconocía ese requerimiento, aunque posteriormente corrigió ese pronunciamiento y aseguró que en la última revisión de datos con el Ministerio no se plantearon medidas adicionales. Esa reunión fue hace un mes. "La última vez que la Junta sometió a revisión sus cuentas junto al Ministerio, cuando se conciliaron y cotejaron los datos que nosotros tenemos con los del Ministerio, esto es, una vez efectuada la revisión de la evolución del estado de ingresos y gastos, no se plantearon medidas adicionales a las que se recogían en el propio plan, ni se habló de no disponibilidad presupuestaria", añadieron.

En el intervalo en el que la Consejería precisó su pronunciamiento esta redacción  avisó de la existencia de un informe en la página web del Ministerio de Hacienda que recoge el requerimiento a la Junta de Andalucía. En los mismos términos que a las otras comunidades, Hacienda avisa en el informe de seguimiento de los planes económicos financieros con datos del primer semestre que, en aplicación de la ley de Estabilidad Presupuestaria, se "requerirá a la comunidad para que justifique dicha desviación, aplique medidas previstas o, en su caso, incluya otras nuevas que garanticen el cumplimiento del objetivo de estabilidad".

En el caso de Andalucía, el Ministerio expone en el informe las causas de la desviación, que principalmente obedece a un descenso en los ingresos previstos de 460,4 millones. Entre ellos, el Ministerio destaca la "incertidumbre" sobre la enajenación de activos (venta de solares o edificios), una medida por la que la Junta proyectó en un primer momento 300 millones y, posteriormente, 150 millones de euros, cuando se realizó el seguimiento a este plan de ajuste. La comunidad no había recibido nada en el primer semestre por este concepto (y sigue sin hacerlo) y, pese a que la Junta aportó documentos sobre los procesos y los fraccionó en lotes, el Ministerio no confía en que esa venta se produzca. Hay otros ingresos que sí se producirán por la compensación del impuesto sobre depósitos a entidades de crédito (que el Gobierno quitó a las comunidades y luego repuso) y que la Junta previó en unos 160 millones entre 2012 y 2013.

El descuadre en los ingresos no financieros previstos es tal que se esperaban 423,2 millones más y el Ministerio prevé que se termine con 460,4 millones menos, todo ello a pesar de que con las nuevas medidas adoptadas se ingresaron 444,26 millones.

Y en la minoración de gastos tampoco va mejor. La Junta previó 958,1 millones menos de gasto con respecto a 2012 y de esta cifra sólo se habrían reducido 473,3 con las medidas adoptadas. El Ministerio censura que "más del 50% de la reducción esperada procede de la inejecución de créditos u otras circunstancias no explicadas, por lo que no hay evidencia de que puedan minorarse los gastos de acuerdo con la previsión manifestada". Si se suma el desfase de ingresos (460,4) más la falta de explicación en recorte de gasto (484,8), la Junta tendría que dejar de disponer de unos 945,2 millones de su Presupuesto de 2013, de 30.706 millones y que ya fue un 4,1% inferior a 2012. Ese año ya hubo un acuerdo de no disponibilidad por 2.500 millones decretado por el entonces presidente andaluz, José Antonio Griñán.

No obstante, el informe del Ministerio no aporta cantidad final y sólo concluye que los datos y la previsión "permiten concluir que ha habido desviación en la aplicación de las medidas y que las ejecutadas hasta la fecha, junto con la previsión de cierre presupuestario, resultan insuficientes para cumplir con el objetivo de estabilidad". Ante el anuncio de Beteta, la consejera de Hacienda aseguró que hay "aceptación" de Junta y Gobierno de que no son necesarias medidas adicionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios