Hallan el cadáver de un hombre y más tarde el de su mujer con signos de violencia

  • Las investigaciones policiales apuntan a un posible caso de violencia de género

Una mujer de 33 años, militar de profesión, Encarnación G.A., fue hallada muerta ayer en su domicilio de Granada. El cadáver presentaba signos de violencia y fue encontrado por la Policía cuando los agentes acudieron a la casa a comunicarle el fallecimiento de su pareja, un hombre de 35 años y también militar cuya identidad responde a las iniciales J.H.F. Las investigaciones apuntan a un posible caso de violencia doméstica, ya que el hombre habría muerto al suicidarse arrojándose desde el puente de Dúrcal.

Fue una patrulla de la Guardia Civil quien encontró el coche aparcado en las cercanías del puente. Al ser propiedad de la mujer, los agentes se desplazaron hasta el domicilio y tuvo que ser el padre de ella, al no responder nadie, quien facilitara el acceso a la vivienda, encontrando a su hija muerta. Según el testimonio de algunos vecinos, que se encontraban consternados al conocer los hechos porque "ni siquiera podía imaginar este desenlace", la madre de la mujer se desplazó hasta las inmediaciones del piso en el que vivía la pareja y gritó entre sollozos que "le había pedido a su varias veces que lo dejara". La militar no había denunciado malos tratos ante el juzgado, según informó la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Granada, Carmen Solera, que señaló asimismo que tampoco era usuaria de los servicios de este organismo.

Por ahora, según indicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Granada, no se descarta ni confirma que se trate de un caso de muerte por violencia de género, que sería el primero en la provincia en lo que va de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios