Medallas de Andalucía

Hijos de Celestino Cuadri, una divisa de toros de encaste propio

  • La ganadería onubense ha antepuesto siempre el criterio de la pureza y la seriedad al del negocio económico

Comentarios 2

La ganadería Hijos de Celestino Cuadri, galardonada hoy con la Medalla de Andalucía, ha estado asociada a unos toros de encaste propio y características singulares. La ganadería de reses bravas de Cuadri, como se la conoce en el mundo taurino, comenzó a formarse en la segunda mitad de los años 40 del pasado siglo por iniciativa de Celestino Cuadri Vides, un profesor de Derecho de la Universidad de Sevilla que decidió dedicarse a la agricultura y la ganadería en su pueblo natal de Trigueros (Huelva).

Tras adquirir ganado de diversa procedencia, a partir de 1954 ya no efectuó cruce alguno con sus reses y decidió crear el hierro de la 'H', en clara referencia a la provincia de Huelva. Tras su presentación en Las Ventas en 1956, la ganadería onubense se fue consolidando y adquiriendo prestigio y, con el paso de los años y unos criterios selectivos que nunca se plegaron a presiones, modas o conveniencias, Cuadri logró un toro de rasgos muy especiales que resulta muy exigente para el torero, según se destaca en la referencia oficial del Consejo de Gobierno.

El fundador falleció en 2001, pero ya en 1973 había pasado el testigo a sus hijos y, en la actualidad, la ganadería, que sigue pastando en dehesas de Trigueros y Gibraleón escrupulosamente mantenidas, conserva el culto al rigor en la crianza de las reses bravas. El hierro de la familia ha antepuesto siempre el criterio de la pureza y la seriedad al del negocio económico, con lo que el resultado es un tipo de toro muy apreciado por la afición y ante el cual el triunfo de un torero es mucho más valorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios