Huelva arropa a la madre de los niños desaparecidos

  • Una manifestación multitudinaria reclama en las calles de la capital el regreso de los pequeños · Ruth Ortiz lanza una "súplica" a la ciudadanía para que aporte cualquier dato, aunque sea de forma anónima.

Comentarios 9

Una multitud acompañó ayer por la tarde a la familia materna de los dos niños desaparecidos en Córdoba, Ruth y José, y sobre todo arropó a la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, en la manifestación que se convocó al cumplirse cuatro meses de la pérdida de los niños y para pedir su vuelta a casa. Desde el día 8 de octubre se desconoce el paradero de los hermanos Ruth y José, de 6 y 2 años de edad respectivamente, que se encontraban en la capital cordobesa pasando el fin de semana con su padre, José Bretón, que permanece en prisión por su presunta implicación con la desaparición de sus hijos.

La manifestación en la capital onubense comenzó puntual, a las 18:00, en la plaza Paco Toronjo de la avenida de Andalucía, con una concentración previa que logró reunir a varios miles de personas antes de comenzar. La convocatoria se realizó por la familia materna y contó con muchas muestras de apoyo de familiares de otros niños también desaparecidos en trágicas circunstancias, autoridades locales y provinciales, e incluso del Obispado de Huelva, que se solidarizó con la familia en "su dolor", al mismo tiempo que pidió la "pronta aparición de los pequeños".

Ruth Ortiz, la madre de los niños, volvió a encabezar la marcha sujetando la pancarta de cabeza con el lema de Queremos volver a casa, flanqueado por las fotos de sus hijos. Al final de la marcha, en la plaza de Las Monjas, Ruth Ortiz volvió a sacar fuerzas de flaquezas y leyó un comunicado ante una multitud, más de 5.000 personas. Ortiz comenzó reclamando su derecho como madre a conocer dónde están sus hijos y subrayó que son ya cuatro meses los que lleva sin saber nada de ellos. En su discurso reflexionó sobre la situación que está sufriendo y afirmó que dos niños tan pequeños como sus hijos, de 2 y 6 seis años, "no pueden permanecer ocultos durante tanto tiempo sin la intervención de dos o varias personas". Firme pero emocionada quiso "llegar al corazón de cualquier persona que haya oído algo o sepa algo de lo que les ha pasado a mis hijos, para que lo diga, aunque sea de forma anónima". Añadió que "es la súplica de una madre", porque cualquier detalle, aunque parezca insignificante, "puede ayudar a encontrar a mis hijos, no lo calles", insistió. Ruth Ortiz terminó su intervención dando gracias a todos los que están apoyando las convocatorias públicas y colaboran con la movilización ciudadana que se ha generado para reclamar la vuelta a casa de sus hijos.

La portavoz de la familia, Esther Chaves, cerró el acto con un manifiesto sobre los derechos de los niños y la infancia. Defendió los de los niños Ruth y José y subrayó que alguien hizo que los perdieran el pasado 8 de octubre en Córdoba cuando les alejó de su familia y su madre. Reclamó la vuelta de los niños y aseveró con rotundidad que "no vamos a perder la esperanza ni las fuerzas". Chaves concluyó su manifiesto dando las gracias a los apoyos recibidos a los padres de Marta del Castillo, Sandra Palo, Mari Luz Cortés, Jeremy y Ana María Jerez.

Junto a Ruth Ortiz y Esther Chaves subieron al templete de la plaza de Las Monjas varias personas que portaron una pancarta con un mensaje directo al padre de los niños, José Bretón: "Escucha a tus hijos, sabes dónde estamos, queremos volver a casa". No fue la única pancarta que increpó a José Bretón, otra más decía: "Basta ya, no mientas más, tú tienes la culpa". Los ánimos cada vez están más alterados y las miradas se dirigen hacía el padre de los niños cada vez con voces más duras. Bastó un impás en la plaza de Las Monjas, mientras se solucionaban unos problemas técnicos con el equipo de sonido, para que varios gritos reprocharan a Bretón su implicación en la desaparición de los niños sin dejar lugar a dudas. Varios ciudadanos anónimos pidieron Justicia.

Esto después de que la marcha discurriera de forma tranquila y silenciosa por las calles de la capital, realizando cortas paradas intermedias. La multitud llegó a colapsar casi completamente una de las calzadas a lo largo de Pablo Rada y parte de San Sebastián.

Entre los ciudadanos que asistieron a la manifestación, el alcalde, Pedro Rodríguez, lamentó que la desaparición dure ya cuatro meses y subrayó la solidaridad de los ciudadanos de Huelva, "que de alguna forma pretende mitigar su angustia, que es tremenda, y demostrar a la madre que estamos con ella y que vamos a seguir estando con ella todo el tiempo que sea necesario; que no nos olvidamos de su dolor ni de los niños".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios