IU y Podemos, sin acuerdo para la 'Syriza andaluza'

  • Equo impulsa hasta última hora una gran coalición, pero ninguna organización renuncia a su marca

IU y Podemos no han alcanzado un acuerdo para presentar una candidatura común en las elecciones a la Presidencia de la Junta de Andalucía. El plazo está abierto hasta esta noche, cuando los partidos tienen que presentar un representante legal ante la Junta Electoral. Las negociaciones sobre coaliciones previas a las elecciones autonómicas acabarán aquí. En la última semana han vuelto a reunirse representantes de ambas formaciones, pero a través de un intermediario: Equo.

Teresa Rodríguez, la eurodiputada de Podemos que presumiblemente será la cabeza de cartel de la formación, fue la protagonista de una parte. En la otra, el coordinador general de IU, Antonio Maíllo, y el secretario general del PCA, José Manuel Mariscal. Sin embargo, las dos partes no han llegado esta vez a comunicarse entre sí.

Las relaciones estaban en punto muerto después de que hace unas semanas Rodríguez, apoyada por el líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores, Diego Cañamero, consiguiera una reunión con los dirigentes de IU. Rodríguez propuso que IU se incorporase a Podemos y saliera del Gobierno andaluz. Éstos le contestaron que la coalición con el PSOE había sido votada por la militancia. A partir de aquí Rodríguez endureció su discurso contra el socio de gobierno de los socialistas en la Junta. IU ha mantenido públicamente su oferta de convergencia, pero las posiciones ya estaban alejadas. IU no iba a renunciar a sus siglas, ya que considera que es la fuerza que está implantada en Andalucía. A nivel federal, Podemos marca distancias con IU aupada por las encuestas, pero en Andalucía ellos son la referencia, entienden.

Ambos estaban pendientes de las alianzas en algunas ciudades en torno a Ganemos cuando irrumpió la ruptura del pacto de Gobierno en la Junta y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Equo ha hecho un último intento por lograr lo que denominan "una Syriza andaluza" que se constituya en alternativa al PSOE y al PP. La asamblea de Equo celebrada el 25 de enero, día de las elecciones en Grecia, acordó emprender esta negociación. El pasado martes el coportavoz de Equo, José Larios, se reunió con un representante de Podemos enviado por Teresa Rodríguez. Podemos aún no tiene estructura en Andalucía y la elección de la secretaría general se ha visto alterada por este proceso electoral: antes elegirán al candidato a presidente de la Junta. El enviado recordó la postura contraria de Podemos a pactar con una formación que ha gobernado en coalición con el PSOE y le hizo saber que, para Rodríguez, IU supone una "mochila" que lastra las posibilidades electorales ante el electorado de izquierdas y cuyo balance de políticas sociales en la Junta ha sido exiguo.

El miércoles el coportavoz de Equo se reunió con Maíllo y Mariscal y le hizo saber la postura de Podemos. Los dirigentes de IU expresaron que ellos estaban dispuestos a un proceso de convergencia, pero sin las exigencias de Podemos que, además, había cambiado de postura. Dirigentes de IU reflexionan que, si Podemos aspira a gobernar en España, eso será imposible consiguiendo unos resultados como los que le dan las encuestas en Andalucía o Cataluña, en torno al 16-18%.

La unión de estas dos formaciones se da ya por imposible, aunque los resultados del 22-M marcarán las negociaciones de cara a las municipales. Para muchos, como Equo, el destino pasa por la convergencia y por eso todavía ayer perseguían un acuerdo in extremis.

En paralelo, los 3.500 afiliados de Equo votaban en una consulta por internet qué hacer: no presentarse, ir por separado, unirse a IU o unirse a Podemos. Hoy se conocerá el resultado, aunque la tendencia apuntaba a unirse al partido de Pablo Iglesias, aún en contra de la opinión del fundador de Equo, Juan López de Uralde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios