IU saca a miles de andaluces a la calle para defender el empleo

  • Unas 15.000 personas, según los organizadores, reclaman en Sevilla un cambio en la política económica · La Policía reduce a 4.000 el número de manifestantes

Comentarios 11

Ni el viento ni el agua pudo ayer con la manifestación organizada por Izquierda Unida en Sevilla para denunciar la que consideran ineficaz política económica del Gobierno andaluz en tiempos de crisis. Unas 15.000 personas, según los organizadores -cálculos demasiados optimistas teniendo en cuenta que la Policía Local contabilizó a unas 4.000- se mojaron por las calles del centro de la capital reclamando un cambio de modelo económico que garantice el mantenimiento de los puestos de trabajo. "Frente a la crisis, en defensa del empleo", rezaba la pancarta de cabeza de manifestación sostenida por la plana mayor de la federación de izquierdas en un día en que parecía no haber espacio para las diferencias internas. "Éste es el preámbulo de lo que va a ser una gran movilización a nivel del Estado y que si los sindicatos quieren concluirá con una huelga general", dijo el coordinador nacional de IU, Cayo Lara, acompañado por el coordinador regional, Diego Valderas, el eurodiputado Willy Meyer, la alcaldesa de Córdoba Rosa Aguilar, los parlamentarios Juan Manuel Sánchez Gordillo y Pedro Vaquero o el responsable de Política autonómica, José Luis Centella.

"El Gobierno le ha comprado activos a los banqueros pagar sus agujeros, olvidándose de las pymes, los autónomos y los trabajadores que cada día van al paro", añadió Lara mientras atrás resonaban los gritos de quienes más están sufriendo la crisis. Entre los asistentes se encontraban trabajadores de empresas que han planteado expedienets de regulación de empleo como Roca, Cerámicas Bellavista, Boliden, Tioxide o Delphi. Sin embargo, la formación de izquierdas no consiguió atraer a su manifestación a ningún representante de las principales fuerzas sindicales. "Dónde están, no se ven, Comisiones ni UGT", fue una de las consignas más repetidas a lo largo de la marcha desde el Palacio de San Telmo hasta la Plaza de San Francisco.

Diego Valderas destacó la necesidad de abrir una política de solidaridad y sostenibilidad en la que prime el reparto del beneficio entre las familias frente a las ayudas que recibe la gran banca, a la que acusó de ser la culpable de esta crisis. "IU no apoyará ninguna medida en beneficio de los culpables. Pedimos un cambio de modelo económico. Si no, un cambio de gobierno", aseveró. Para el coordinador andaluz, la manifestación de ayer supone el "primer paso" de la campaña de movilizaciones que emprenderá IU para que los efectos de la crisis "no los paguen los de siempre y se garantice la cobertura por desempleo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios