La Iglesia tilda de "enorme injusticia" las sanciones a ex patronos de Cajasur

  • Antonio Ávila muestra su satisfacción por la inhabilitación de Gómez Sierra y Valderas considera "cortitas" las multas

Comentarios 1

El Cabildo Catedralicio de Córdoba calificó ayer de "enorme injusticia" las sanciones impuestas por el Banco de España a los nueve canónigos presentes en los consejos de administración de Cajasur expedientados -que suman más de 870.000 euros- y anunció que recurrirá la multa. El presidente del Cabildo Catedralicio, Manuel Pérez Moya -que está sancionado con 107.00 euros-, aseguró que es una "contradicción" que se sancione a los canónigos por oponerse a una fusión con Unicaja, que hubiera conducido a una situación "mucho peor" para la entidad y para los puestos de trabajo, ha dicho.

De este modo, Pérez Moya reafirma la tesis del Cabildo, entidad fundadora de Cajasur (reconvertida en el banco de la vasca BBK tras la intervención del Banco de España), de que su oposición a la fusión con Unicaja respondía a buscar la estabilidad y conservación de los puestos de trabajo, el interés de Córdoba y su provincia, así como defender su obra Social. "Es una falta de objetividad y de justicia enorme", dijo Pérez Moya, quien insistió en que el Cabildo no podía aceptar la fusión con Unicaja porque, aunque no hubiera conllevado sanciones del Banco de España, hubiera sido "peor". "Es un ejemplo de lo injustas que son las cosas", se lamentó Pérez Moya.

Fuentes del Obispado de Sevilla, donde actualmente es obispo auxiliar el ex presidente de CajaSur, Santiago Gómez Sierra -multado con 180.000 euros e inhabilitado durante dos años- han declinado realizar declaraciones.

Sí las hizo el consejero de Economía, Innovación y Hacienda, Antonio Ávila, quien mostró su satisfacción por la medida del Banco de España, algo que "estaba en la mente de todos". Ávila añadió: "Me alegro de que haya sido por parte del Banco de España, expresamente considerada". El titular de la Consejería de Economía calificó de "muy negativa" la decisión de Cajasur de no aceptar la vía que le propuso el banco emisor de realizar su integración en Unicaja.

El coordinador general de IU-CA, Diego Valderas, consideró "cortitas" las sanciones, cuyo montante global debería revertir, en su opinión, en los clientes de la entidad afectados por desahucios. Tres miembros de su formación han sido multados por el Banco de España, entre ellos el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, que anunció que recurrirá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios