Ingresan en una prisión de Lérida los presos fugados de Sevilla-I

  • El Juzgado ha dictado el ingreso en la prisión ilerdense de Ponent por un presunto delito de quebrantamiento de condena.

Comentarios 8

El Juzgado de Instrucción número 4 de Lérida ha dictado el ingreso en la prisión ilerdense de Ponent por un presunto delito de quebrantamiento de condena para los dos presos que fueron detenidos este jueves en esta provincia tras fugarse el pasado día 4 de febrero de la prisión de Sevilla I, según informaron fuentes judiciales. 

Así, los dos presos fugados y posteriormente detenidos son Mohamed Larli, ciudadano de origen marroquí de 22 años que cumplía una condena de tres años y seis meses de cárcel por robo con violencia, y R.H.C., cordobés de 28 años más conocido como 'El Rafi', que se encontraba en prisión preventiva por el homicidio perpetrado a tiros en Bujalance sobre la persona de José Reyes, si bien también le pesa una condena de siete años y seis meses por robos.

En este sentido, las mismas fuentes indicaron que, una vez los dos reos pasaron a primera hora de la mañana de este viernes a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Lérida, este Juzgado dictó su ingreso en prisión por un delito de quebrantamiento de condena, ya que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla había dictado un exhorto en el que instaba a la detención y al inmediato ingreso en prisión de los fugados. 

De este modo, tanto Mohamed Larli como 'El Rafi' han ingresado en la prisión de Ponent, todo ello tras ser detenidos ayer jueves en Lérida tras fugarse el pasado día 4 de febrero de la prisión de Sevilla I, hechos que han motivado la apertura de diligencias por parte del Juzgado de Instrucción número 13 de Sevilla, que estaba de guardia de incidencias el día de los hechos. 

Traslado a otras cárceles

Por su parte, fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias informaron de que, al tener ambos causas pendientes -Mohamed Larli, en Sevilla, por un robo, y 'El Rafi' en Córdoba por el presunto homicidio de José Reyes-, deberán ser trasladados de prisión en el momento en el que los respectivos juzgados los citen a declarar. 

Y es que la Policía Nacional detuvo este jueves a los dos reos en Lérida -así como a la prima de 'El Rafi', acusada de dar cobijo en su propio piso a ambos-, todo ello tras las investigaciones llevadas a cabo por las distintas unidades policiales, que permitieron estrechar el cerco a los fugitivos. Así, y una vez localizada la vivienda donde podrían ocultarse, se solicitó el correspondiente mandamiento de entrada y registro, que ha sido realizado por agentes de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña. 

En el interior del inmueble, y sobre las 8:00 horas, localizaron a Mohamed Larbi, que intentaba darse a la fuga por la terraza del inmueble. El otro fugado, Rafael Hidalgo, ante la sospecha de que su arresto pudiera ser inminente, adoptaba grandes medidas de seguridad con el fin de intentar detectar la presencia policial. En el momento de la intervención de los agentes, reaccionó rápidamente y saltó al balcón de la vivienda contigua antes que Mohamed, cerrando la persiana para asegurarse la fuga. 

Anorak y gorro de lana para disimular

En la huida sustrajo de una vivienda un anorak y un gorro de lana para disimular su aspecto, y se dirigió a una zona con mucha vegetación, conocida como 'La Mitjana', donde finalmente fue localizado alrededor de las 14,00 horas entre unos matorrales gracias a un amplio dispositivo compuesto por agentes de la Policía Nacional, de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana de Lleida.

La operación ha sido realizada por agentes del Grupo de localización de Fugitivos de la Comisaría General de Policía Judicial, junto con las brigadas provinciales de Policía Judicial de Barcelona, Sevilla y Lleida, y la intervención de los GOES.

La fuga fue descubierta en el recuento realizado a las 7:45 horas del día 4 de febrero, cuando se comprobó que faltaban estos dos presos, internos en el módulo 7 de preventivos, lo que motivó que inmediatamente Instituciones Penitenciarias abriera una investigación para intentar esclarecer las circunstancias que habrían rodeado esta fuga, al tiempo que solicitaba que se reforzaran las medidas de seguridad en este centro, sobre todo durante las guardias nocturnas. 

Cesado el subdirector de seguridad

Hay que recordar que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, adscrita al Ministerio de Interior, resolvió cesar al subdirector de seguridad de la cárcel Sevilla I, así como incoar expedientes disciplinarios contra dos funcionarios y el jefe de servicio del turno de noche, decisión adoptada a cuenta de las conclusiones preliminares de la investigación emprendida tras la fuga de estos dos presos.

En concreto, las conclusiones "preliminares" de la mencionada investigación interna señalan que "dada la actividad desarrollada" por los reos fugados y "el recorrido realizado" desde el módulo siete hasta abandonar por completo el recinto penitenciario, la evasión se produjo "en buena parte, por una secuencia de fallos humanos", si bien también concurrió "una cierta dejadez en la revisión de los sistemas de seguridad".

En función de estas conclusiones preliminares, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha resuelto emprender una "exhaustiva revisión" de los sistemas de seguridad para garantizar su óptimo funcionamiento y "reforzar" tales sistemas allá donde sea necesario. No obstante, las consecuencias de esta investigación se traducen en el cese del subdirector de seguridad "como responsable directo de velar por el cumplimiento de los procedimientos y de la verificación de los sistemas de seguridad".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios