Medidas alimenticias

La Junta baraja nuevas actuaciones contra la obesidad en los centros educativos

  • Gaya garantiza que la Junta "asumirá sus responsabilidades" respecto a la climatización de los centros educativos.

  • Reconoce que la consecución de un pacto para la Educación sobre los interinos "va muy lento".

Un niño come sopa de fideos en el comedor escolar de un centro educativo portuense. Un niño come sopa de fideos en el comedor  escolar  de un centro educativo portuense.

Un niño come sopa de fideos en el comedor escolar de un centro educativo portuense. / G.J.

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Sonia Gaya, ha desvelado que la presidenta de la comunidad, Susana Díaz, tiene en mente desarrollar algún tipo de actuación específica en el ámbito alimenticio contra la obesidad infantil en los centros educativos.

Díaz le trasladó a Gaya durante la inauguración del curso en Secundaria dicha idea, que vendría a complementar otras actuaciones que el Ejecutivo autonómico ya tiene activadas, por ejemplo, respecto a hábitos de vida saludable.

"Sé que la presidenta me va a contar lo que tiene en la cabeza y que además me va a pedir, como corresponde, que pongamos en marcha algún tipo de programa", ha indicado la consejera en una entrevista a Canal Sur Televisión, en la que contestaba de esta manera a la polémica sobre la necesidad "puntual" de contratar menús de comida rápida en un colegio de Estepona (Málaga) por la baja de una de las trabajadoras.

Al respecto, la titular andaluza de Educación ha destacado que "nuestra obligación es que no se repita y que al día siguiente el servicio esté reestablecido". No obstante, "hay que darse cuenta de que estamos hablando de 183.000 estudiantes beneficiados por el comedor escolar, con más de 21 millones de menús previstos en el curso 17-18, por lo que esta incidencia puede entrar hasta dentro de la normalidad", ha dicho.

Por lo demás, en los temas de alimentación "normalmente los padres nos insisten muchísimo en que intentemos fomentar los servicios de gestión directa y no los caterings", si bien ha hecho hincapié en las garantías sanitarias que ofrecen los menús de estos últimos.

"Asumir responsabilidades" en la climatización

Gaya, que ha señalado que el arranque del curso en enseñanzas no universitarias se ha enmarcado dentro de la "normalidad", ha aludido a la necesidad de "asumir nuestras responsabilidades" en lo que afecta al plan de climatización de los centros educativos, pues una parte del parque de los edificios adscritos a Educación son "muy antiguos" y deben pasar una auditoría energética "para que podamos ver qué tipo de actuaciones podemos acometer para climatizarlos".

"Aunque es verdad que esta situación sería por una ola excepcional de calor, también es verdad que el cambio climático está ahí y el caso se puede dar con más frecuencia", ha manifestado la consejera, que ha indicado que, pese a que el plan de choque ha sido muy criticado por afectar a un escaso número de centros, "en ningún momento se ha dicho que es lo único que hay que hacer", pues se ha contado con un presupuesto de 2,5 millones para acometer obras que a los técnicos les parecieron más urgentes en verano y se ha firmado un acuerdo para la auditoría energética a través de la Agencia Andaluza de la Energía, así como también se pasará un cuestionario a los equipos directivos de los colegios para actuar en las cuestiones prioritarias.

Sobre las aulas prefabricadas, Gaya ha recordado que el plan de retirada programado supone la eliminación de 181 durante este año y que, en todo caso, las también denominadas como 'caracolas' son "algo temporal", pues cuando se ponen es porque se va a acometer una obra en un centro educativo "y deben permanecer el menor tiempo posible". Al situarse a día de hoy el 'pico' demográfico en Secundaria, son estas instalaciones las que mayor incidencia tienen de esta tesitura.

Pacto por la educación centrándose en puntos de acuerdo

La consejera de Educación también se ha pronunciado en relación a la preocupación de los interinos por su estabilidad laboral y ha reseñado que el acuerdo de los sindicatos con el Gobierno central, mediante el cual además de la tasa de reposición se incluirán el 90 por ciento de aquellas plazas consolidadas por interinos durante tres años, puede suponer una "oportunidad" para estos profesionales.

"Otra cuestión", subraya, es la relativa a aquellas personas que no estén trabajando o de aspirantes que no tienen oportunidad de trabajar, si bien Gaya se ha preguntado por la mejor fórmula para regular la bolsa, ya que "por mucho que intentemos poner refuerzo en centros educativos no llega a todo el mundo, y el último aspirante no va a poder trabajar inmediatamente".

Asimismo, ha incidido en el debate educativo a abrir este año, dentro del proceso de evaluación de las políticas educativas al que ya se refiriera recientemente la presidenta de la Junta.

Respecto al Pacto por la Educación, Gaya ha expuesto que le "encantaría" que éste se alcanzara en 2018, aunque lo duda, "no porque no haya interés, todos consideramos necesaria esa estabilidad: el problema es que todo va muy lento". Además, "hay cuestiones ideológicas detrás de carácter muy fuerte". Por ello, ha abogado por buscar los puntos de consenso, "centrándonos en lo que creemos que podemos mejorar".

Por último, sobre la convivencia en las aulas, ha advertido de que "a veces es muy difícil erradicar el acoso escolar" y que desde la administración educativa "no podemos llegar a todo lo que influye en los niños", siendo "un problema de toda la sociedad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios