La Junta advierte que el plan de la CHG no resuelve el déficit hídrico

  • El Ejecutivo autonómico presenta una batería de alegaciones y reclama un "amplio consenso"

La Junta de Andalucía ha presentado una serie de alegaciones al proyecto de revisión del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrológica del Guadalquivir (CHG) con el fin de "mejorar" algunos aspectos de este documento de planificación y avanzar en la gestión de los recursos hídricos. La Administración autonómica ha solicitado a la CHG que el nuevo plan cuente "con un amplio consenso", en especial el de la comunidad andaluza, que posee el 90% de los usos de los recursos del río Guadalquivir, el 98% de la población total de la demarcación y con las competencias exclusivas en materia de medio ambiente, agricultura, ordenación del territorio e industria, así como en abastecimiento de poblaciones.

Para la Junta, el interés general de los ciudadanos debe marcar la colaboración entre las distintas administraciones, ya que este instrumento de planificación hidrológica va a "condicionar la vida, la actividad económica y el desarrollo de las ciudades y de millones de andaluces". Según el Ejecutivo autonómico el borrador presentado por la CHG y sometido a información pública "no garantiza que las masas de agua de la demarcación alcancen el buen estado, debido en parte a la escasa ambición para resolver el déficit hídrico estructural en la cuenca y en determinados sistemas y ámbitos más dinámicos". A ello hay que sumar la "insuficiente concreción en los resultados esperados en el regadío, la sobrevaloración de la modernización de los mismos y el diseño de un programa de medidas inviable para resolver los problemas".

Las alegaciones presentadas por la Junta se estructuran en 45 epígrafes que responden a diferentes áreas temáticas: consideraciones generales, transferencias y trasvases, masas de aguas compartidas, dominio público hidráulico, infraestructuras y explotación del agua, estructuras agrarias, producción agraria y ganadera, espacios naturales y gestión del medio natural.

Entre las alegaciones presentadas destaca la reclamación por parte de la Junta a que se revisen los criterios para definir las Zonas Protegidas y a que se tenga en cuenta la importancia de las masas de agua superficiales: ríos, aguas de transición, lagos y aguas costeras, en los Espacios Natura 2000, como corredores ecológicos. También se proponen medidas en defensa de especies protegidas que permitan migraciones ascendentes en el río, entre otras muchas aportaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios