Andalucía

La Junta renueva el Consejo Consultivo sin consensuarlo con la oposición

  • El Gobierno andaluz acomoda a la senadora Mar Moreno en el órgano, en el que sólo repiten tres consejeros y su presidente

  • PP, Podemos e IU coinciden en calificarlo de "acto de despotismo"

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con el presidente del Consejo Consultivo, Juan Cano La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con el presidente del Consejo Consultivo, Juan Cano

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con el presidente del Consejo Consultivo, Juan Cano / Efe

Comentarios 11

El Consejo de Gobierno aprobó una profunda renovación del Consejo Consultivo de Andalucía rompiendo la costumbre no escrita de consensuar los nombramientos con los partidos de la oposición. Sólo tres consejeros electivos -el ex presidente de la Junta Rafael Escuredo, que no ha agotado aún su mandato por haber sido nombrado en 2014; la ex consejera de Justicia Begoña Álvarez y la catedrática de Derecho Civil Ana Cañizares, ambas renovadas por otro periodo de cinco años- permanecen en el órgano, que seguirá siendo presidido por Juan Cano Bueso.

El Consejo Consultivo de Andalucía fue creado en 1993 y su función es emitir dictámenes sobre normativas impulsadas por la administración de la Junta y las entidades locales, entre otras. Los consejeros electivos se nombran por un periodo de cinco años, con posibilidad de reelección una sola vez. Como miembros con dedicación exclusiva se incorporan la hasta ahora senadora Mar Moreno -que deberá dejar su escaño por designación autonómica en la Cámara Alta-; Ángel Rodríguez Vergara, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Málaga; María Jesús Gallardo Castillo, catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad de Jaén, y Juan Gorelli Hernández, catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad de Huelva.

Por su parte, sin el requisito de exclusividad, serán nuevos consejeros electivos el ex decano del Colegio de Abogados de Cádiz José Manuel Jareño; Soledad López, ex secretaria de Estado en varios ministerios de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero; Eva Blanco, ex subdelegada del Gobierno en Granada, y los juristas Fernando Yélamos y Joaquín Cifuentes.

La composición del órgano se completa con otros cinco consejeros natos: la fiscal Jefe del TSJA, Ana Tárrago; el jefe del Gabinete Jurídico de la Junta, Jesús Jiménez López; el director general de Administración Local, Juan Manuel Fernández Ortega; el representante de los colegios de abogados de Andalucía, Vicente Oya Amate, y el de las academias de Legislación y Jurisprudencia, nombrado ayer, Rafael López Cantal.

"Los nuevos componentes son seguramente algunas de las personas que en el mundo de la judicatura pueden reunir mayor consenso en la comunidad", afirmó el portavoz de la Junta, Juan Carlos Blanco, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Sin embargo, la renovación no está exenta de polémica ya que se ha roto la tradición de consultar a la oposición para designar a los integrantes del Consultivo. El Ejecutivo andaluz insistió en que la composición de este órgano "es una competencia exclusiva" y ayer no hizo más que "cumplir con sus atribuciones", según justificó el portavoz de la Junta, quien negó la existencia de "fricciones" con los anteriores miembros del órgano.

Las explicaciones del Gobierno no andaluz no convencieron a ningún partido de la oposición, salvo a Ciudadanos, que no se pronunció. La portavoz parlamentaria del PP-A, Carmen Crespo, calificó la renovación como el "mayor acto de despotismo" en la autonomía andaluza. En un comunicado, Crespo reveló que el "PSOE-A ha reconocido" al PP que la medida, "tomada unilateralmente y sin consulta previa con el resto de partidos, es una represalia" por la decisión de los populares de pedir la citación de la presidenta de la Junta para declarar como testigo en el juicio de la pieza política de los ERE. En su opinión, la "grave situación" que supone la decisión del Ejecutivo andaluz denota el "miedo" y la "debilidad" de Susana Díaz. Además, recordó que informes recientes del Consejo Consultivo han "tumbado" la ley autonómica de Formación Profesional y que ha dado "varapalos" a otros textos legislativos.

La portavoz regional de Podemos, Esperanza Gómez, hizo hincapié en que se quiebre la costumbre de pactar los integrantes de este órgano. "Eso demuestra que es un Gobierno chapucero que no le gusta tener un órgano en el que se pueda de alguna manera cuestionar las actuaciones que se llevan a cabo", lamentó Gómez.

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, incidió en la "ausencia total de diálogo" y el "sectarismo" que supone la incorporación de antiguos integrantes del Gobierno andaluz con un "relevante perfil político", en referencia a Mar Moreno, y la renovación de la ex consejera de Justicia Begoña Álvarez. "Nos parece absolutamente negativo que un órgano que tiene que garantizar la independencia en su funcionamiento, no esté fuera de los vaivenes o polémicas partidistas", afirmó Maíllo.

Quejas de la oposición

PP-A

"Represalia" por llamar a Díaz a declarar en los ERELa portavoz parlamentaria del PP-A, Carmen Crespo, tilda la renovación de "acto de despotismo" y asegura que se trata de "una represalia" por la petición de los populares de que Díaz declare en el juicio de los ERE.

Podemos

Silenciar a un órgano que pueda criticar a la JuntaPara Podemos, la quiebra de la costumbre de pactar los integrantes de este consejo demuestra que se trata de un "Gobierno chapucero al que no le gusta un órgano que critique sus actuaciones", según indicó su portavoz, Esperanza Gómez.

IULV-CA

Hincapié en el "perfil político" de los consejerosEl líder de IULV-CA, Antonio Maíllo, incidió en el "relevante perfil político" de los miembros del Consultivo, en referencia a la renovación de Begoña Álvarez y la incorporación de Mar Moreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios