La Junta se compromete a "simplificar" y "agilizar" la planificación urbanística

  • El consejero de Vivienda señala que los planes subregionales se "desbloquearán" en año y medio · Los empresarios tienden la mano aunque reclaman celeridad

Comentarios 6

La Junta de Andalucía ha asignado tres palabras a la cabecera del diccionario de la nueva Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio: "agilidad", "simplificación" y "soluciones". Ayer las recalcó en Cádiz el titular de la cartera, Juan Espadas, que ofreció su compromiso de revitalizar la gestión del suelo a lo largo de esta legislatura y ofrecer respuestas a municipios y empresarios para el desarrollo de sus planes residenciales y turísticos.

"Hay que dejar a un lado los debates sobre lo que pudo haber sido y no fue, que sólo conducen a la melancolía. Hemos dedicado cuatro años a legislar sobre el territorio. Ahora el escenario comienza a estar despejado y es el momento de concretar la planificación, que es a lo que nos vamos a dedicar en estos dos primeros años de legislatura", apuntó Espadas en la inauguración de la jornada técnica El reto de la sostenibilidad en los desarrollos residenciales y turísticos, organizada por Grupo Joly y la compañía andaluza Bogaris, dedicada a los sectores inmobiliario, turístico, energético y agroindustrial.

El consejero señaló que su objetivo es "desbloquear" en la primera parte del mandato -2010- los planes subregionales de ordenación del territorio (POT). Los POT deben fijar las pautas urbanísticas en las comarcas andaluzas, definir "dónde hay propuestas compatibles con el territorio y cuáles deben desarrollarse", de forma que el urbanismo andaluz "no sea una suma de proyectos municipales encajados en un cajón desastre".

Para garantizar la elaboración de estos planes subregionales, en la mayor parte de los casos inmaduros, todavía por desarrollar -La Janda, la Bahía, el Campo de Gibraltar- o ni siquiera encargados -Sierra de Cádiz-, el consejero anunció un "importante trabajo" de interlocución con los ayuntamientos y las diputaciones provinciales. "Hay que sacar de los cajones, sin complejos, los trabajos que se hayan hecho. Sentarse a hablar y dar a conocer sus contenidos y propuestas. A lo largo del verano debemos sentarnos con políticos y empresarios para buscar áreas de oportunidad, hacer un análisis, hacer un primer filtro de proyectos... y avanzar hacia el consenso", explicó el consejero de Vivienda.

En estos momentos, y tras la aprobación del decreto de golf, decenas de ayuntamientos e idéntico número de promotores asociados aguardan en toda Andalucía con impaciencia el desarrollo de los POT, que dictaminarán sobre el futuro de cada gran proyecto turístico, residencial o industrial. Espadas animó a los municipios a interpretar estos planes como una "herramienta para hacer las cosas bien y fijar objetivos" y no como un "corsé de expectativas", y reseñó que "habrá que saber elegir las mejores iniciativas, las que más actividad económica generen, los que sean compatibles con el medio ambiente y los que más desarrollo en términos sociales aporten".

La voluntad de la nueva Consejería por acelerar la gestión del territorio ha sido aplaudida por los empresarios, que coinciden en que se ha abierto una "nueva etapa" después de cuatro años de disputa con la Administración a cuenta del suelo. Santiago Herrero, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), elogió en la inauguración de la jornada técnica la labor del equipo de Espadas. "En dos meses hemos conseguido más frutos que en toda la etapa anterior. Se ha abierto un camino de diálogo y de esfuerzo en la concertación que devuelve algo de confianza a la iniciativa privada", subrayó ante el aforo del Palacio de Congresos de Cádiz, formado por medio centenar de empresarios y representantes de corporaciones locales y del Gobierno andaluz.

El presidente de la patronal cree que el declive del modelo de crecimiento basado en el turismo residencial ("estamos sufriendo una crisis como la copa de un pino por muchas circunstancias, muchas de ellas externas, y a las que han contribuido decisiones administrativas") no debe servir como excusa para "demonizar" ni "intentar sustituir" este modelo. "Ahora todo tiene que volver a equilibrarse y es en eso en lo que hay que trabajar, aunque no se debe perder de vista que el uso residencial es fundamental para el desarrollo de sectores turísticos clave como el golf o la náutica", argumentó Herrero.

Pese a que reconocen que la Administración se muestra "más receptiva" en la gestión urbanística, los empresarios gaditanos volvieron a reclamar ayer en el foro sobre sostenibilidad el fin de "paralizaciones y alargamientos innecesarios y costosísimos que hacen un siete" a cualquier proyecto, en palabras de Javier Sánchez Rojas, secretario general de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC). "Hay que garantizar la sostenibilidad medioambiental de los proyectos, estamos de acuerdo, pero también hay que garantizar la sostenibilidad de las empresas", razonó el portavoz de la CEC en la mesa redonda sobre gestión del territorio y desarrollo turístico.

La preocupación de los ayuntamientos por la lentitud en la gestión de planes de ordenación quedó reflejada en las intervenciones del alcalde de Barbate, Rafael Quirós, y del delegado de Urbanismo en el Ayuntamiento de Arcos, Joaquín Macías, ambos socialistas, en el desarrollo de la mesa sobre sostenibilidad y crecimiento de los municipios. "En política los tiempos son los que son. No puedo pensar en un desarrollo a 20 años cuando los ciudadanos me han dado cuatro años de confianza. Nos dicen ahora que el plan subregional de La Janda estará listo en dos años, pero nosotros reivindicamos que este plan tiene que estar ya, porque lo necesitamos ya, y porque todavía no sabemos nada de él", reclamó el regidor barbateño, que también demandó que los nuevos planes comarcales eviten los "agravios comparativos" en el desarrollo de los distintos municipios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios