La Junta asegura que los empleados públicos recuperarán su nivel retributivo en 2015

  • Montero asegura que el Gobierno andaluz garantiza el próximo año la estabilidad en el empleo público, aunque no repondrá el complemento de las pagas extras.

Comentarios 35

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha asegurado que recuperar el nivel retributivo de los empleados públicos será la "prioridad número uno", algo que espera que suceda en 2015, y ha subrayado que esa es la "instrucción" que ha dado la presidenta de la Junta. Montero ha hecho este anuncio durante su intervención en el debate de totalidad de los presupuestos andaluces para el 2014, en la que ha destacado que la Junta garantiza el próximo año la estabilidad en el empleo público, aunque las restricciones le han "obligado" a no reponer el próximo ejercicio el complemento de las pagas extras.

El presupuesto de Andalucía para 2014 asciende a 29.619 millones de euros, el 3,5 por ciento menos que en el ejercicio anterior, y las inversiones caerán el 13 por ciento. Tras recordar que el presupuesto prevé un crecimiento real del PIB del 0,3 por ciento, ha reiterado que espera que ello permita que se registren tasas positivas de empleo en el segundo semestre del 2014. Según Montero, la decisión de no reponer los complementos retributivos a los empleados públicos es una forma diferenciada de plantear las restricciones presupuestarias, pues se ajusta el salario, pero no los puestos de trabajo, por lo que ha agradecido el esfuerzo del colectivo afectado, cuyas retribuciones se mantienen en el nivel de este año.

La consejera ha dedicado la primera parte de su intervención, que se ha prolongado una hora, a describir el escenario macroeconómico en el que se inserta el presupuesto, cuya elaboración partía de una "importante reducción" de los ingresos, a lo que ha habido que añadir los "fuertes ajustes" de años anteriores, todo lo cual ha "limitado" la actuación del Gobierno andaluz, ha dicho. "Andalucía está saliendo de la crisis por su propio esfuerzo, a pulmón, a pesar de la asfixia y las agresiones del Gobierno central", ha remarcado la responsable de Hacienda, que ha subrayado que el Gobierno "progresista" de coalición "tiene claras sus prioridades", que ha resumido en la recuperación de la actividad económica y en "poner a las personas en el centro de las políticas".

Ha vuelto a lamentar el ajuste de 1.200 millones de euros en las cuentas del próximo año por la disminución de los recursos del Gobierno, así como el recorte de 347,5 millones de las entregas a cuenta por una aplicación "incorrecta" del modelo de financiación, de 54 millones por el incumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatuto de Autonomía y de otros 45 millones por el recorte del Fondo de Compensación Interterritorial.

Por otra parte, ha mencionado como aspecto diferencial "relevante" con otras comunidades autónomas el nivel de endeudamiento de Andalucía, que se sitúa en el 14% de los ingresos corrientes frente a una media del 24,5 por ciento, lo que demuestra que la situación financiera de la Junta Andalucía se encuentra, a su juicio, en mejor situación para salir de la crisis. Respecto al capítulo de ingresos, ha reiterado que los tributarios aumentará un 2,8% y que los tributos propios crecerán un 29,6% por las expectativas de una recaudación más positiva, pero sobre todo por la "profundización" en las actuaciones de lucha contra el fraude fiscal. En este sentido, ha querido dejar claro que la mejora de la recaudación se debe al "trabajo activo del Gobierno de Andalucía, en ningún caso al aumento de los impuestos".

En cuanto a los gastos, ha destacado la intensificación de la estrategia de mejora de la eficiencia y contención del gasto, pues desde el 2008 se aplican medidas de racionalización que han permitido un ahorro de 543 millones de euros, y en el próximo presupuesto el descenso del gasto corriente de las consejerías será de un 3 por ciento. Montero ha finalizado su primera intervención pidiendo el apoyo unánime de los grupos de la Cámara al proyecto de presupuesto, convencida de que con ello las cuentas saldrían reforzadas y de que lo que esperan los ciudadanos es que los partidos políticos se preocupen de sus problemas y "sean capaces de encarar los retos del presente, pero también del futuro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios