La Junta impone un nuevo horario a los funcionarios como medida de ahorro

  • Consejerías y delegaciones provinciales limitan los turnos de tarde para ahorrar energía · Los sindicatos denuncian la ausencia de negociación y avisan del conflicto judicial por la pérdida de conciliación familiar

Comentarios 97

Distintas sedes administrativas de la Junta de Andalucía han comenzado a aplicar en las últimas semanas un nuevo plan de ahorro energético que reduce los horarios de tarde en las oficinas. Los sindicatos más representativos de la Función Pública amenazan con un nuevo frente judicial al afectar esta medida a las condiciones de trabajo de los funcionarios. Hablan de "imposición", ya que en algunas sedes se ha establecido esta reducción de horarios sin negociación previa.

El sindicato andaluz de funcionarios Safja ha interpuesto en la última semana dos recursos administrativos contra esta decisión. Si en un par de semanas no hay respuesta, acudirán al contencioso-administrativo.

El pasado viernes Safja denunció los nuevos horarios de tarde impuestos en la delegación de Empleo de Córdoba, vigentes desde hoy. "Siguiendo las directrices de la delegación de Hacienda y Administración Pública, la jornada de tarde se podrá realizar dos días entre semana, los lunes y martes hasta las 20:00". Diez días antes, el 23 de septiembre, Safja interpuso otro recurso contra la decisión de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda que había comenzado a cerrar sus sedes centrales los jueves y viernes a las 15:30 en lugar de a las 20:00.

La medida de ahorro de energía en sus sedes pretendida por la Junta choca con la flexibilidad que tienen los funcionarios con dedicación especial (o exclusiva) de elegir entre cuatro tardes a la semana, de lunes a jueves, para cumplir con un suplemento obligatorio de 110 horas al año.

Safja estima que "la imposición de estas pautas de obligado cumplimiento altera y entorpece la conciliación de la vida personal, familiar y laboral". El sindicato se queja de que esta decisión podría haberse tomado hace meses y no ahora cuando muchos padres ya están sujetos a las actividades extraescolares de tarde de sus hijos.

Además, Safja censura que esta decisión se haya tomado en algunas sedes de forma unilateral y arbitraria por parte de la Junta. Por eso mañana éste será uno de los puntos a tratar en la Mesa Sectorial de Negociación de la Administración General que reúne a la Junta y a los sindicatos más representativos de la Función Pública.

En esta mesa los sindicatos esperan conocer el borrador de esta nueva orden, que algunas consejerías y delegaciones ya han comenzado a aplicar sin el consenso sindical. Fuentes de la Consejería de Hacienda y Administración Pública consultadas por esta redacción expusieron que la Administración ha mantenido reuniones con los representantes de las organizaciones sindicales presentes en dicha mesa para informarles al respecto y escuchar sus aportaciones.

Los sindicatos reclamarán que el nuevos horario se homogenice, para que en todas las sedes administrativas se establezca el mismo horario. También esperan que con motivo de esta negociación se abra ya el debate sobre el resto del convenio, prorrogado desde 2004.

Los sindicatos corporativos, también la central CSIF, tienen sensación de agravio. "Hemos tenido recorte de sueldos y de productividades, la integración en agencias y ahora recortan la libertad para elegir los horarios, cuando en lugar de esta medida entendemos que la tijera se puede meter en las dietas de los altos cargos, las indemnizaciones por vivienda o los coches oficiales", apunta Alfredo Pérez, presidente de Safja.

Esta medida, como adelantó esta redacción en agosto, pertenece al plan de reequilibrio financiero presentado al Gobierno por la Consejería de Hacienda y Administración Pública en el Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado en julio como una de las medidas extraordinarias para reducir el gasto corriente y hacer frente a la reducción del déficit.

"Asumiendo que una de las áreas susceptibles de ahorro la constituyen los gastos de mantenimiento en edificios y oficinas públicas, así como por sus efectos sobre la conciliación de la vida laboral y familiar, se encuentra en avanzado estado de tramitación la modificación de una normativa precisa que regule la apertura de un máximo de dos tardes semanales las oficinas administrativas, realizándose las horas de trabajo en el resto del periodo horario", detalla el documento. Los sindicatos avisan que no aceptarán más imposiciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios