Consejo de Gobierno

La Junta reduce el precio del máster obligatorio y congela el de los grados

  • El coste de la matrícula se sitúa en niveles similares a los del curso 2011-2012, excepto los títulos habilitantes, que se reducen a la mitad.

Comentarios 5

La Junta mantiene su apuesta por fijar el coste de la enseñanza superior en el mínimo posible. Los universitarios que estudien cualquiera de los grados que se ofertan en los centros públicos andaluces pagarán lo mismo que en los últimos dos cursos por cada crédito en primera matriculación, 12,62 euros. En el caso de los alumnos de máster, el precio oscila entre los 13,68 y los 29,57 euros en función de si el título es obligatorio para ejercer una profesión -los denominados habilitantes- o no. El coste de los doctorados también será de 13,68 euros por crédito.

En su primera comparecencia tras una reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, defendió su propuesta de mantener unos "precios bajos para ayudar a quien más lo necesita" con el objetivo de paliar las subidas de las tasas universitarias fijadas por el Gobierno central en 2012.

Por ese motivo, el precio de los créditos de grado para el estudiante que se matricula por primera vez de una asignatura sólo es 42 céntimos más caro que en el curso 2011-2012, previo a la normativa del Ejecutivo de Rajoy que mencionó ayer Ramírez de Arellano. En el caso de los másteres habilitantes la apuesta es más ambiciosa. Tras reducirlos en un 16,63% respecto al curso pasado, el coste se queda en menos de la mitad del correspondiente al curso 2011-2012, casi equiparado al de los grados. Como ejemplo, el recién graduado que quiera ejercer la docencia en Secundaria, Bachillerato o Formación Profesional podrá obtener el título que necesita por 820,80 euros, cantidad a la que habría que sumar los gastos como la apertura de expediente. Obviando también esas tasas, un estudiante que quisiera cursar el máster en Cataluña debería pagar 2.466 euros y en Madrid la cantidad alcanzaría los 2.100. En una situación similar están quienes quieren dedicarse a la abogacía o a ciertas ramas de la ingeniería.

El precio del crédito en primera matrícula para los másteres no habilitantes también se reduce respecto al pasado ejercicio, con una disminución del 18,26%; mientras que respecto al curso 2011-2012 experimenta un aumento de 93 céntimos.

De esta manera, la Administración andaluza mantiene su compromiso de fijar el precio de las primeras matrículas en el 15% del coste real de la enseñanza, el mínimo que establece el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. En las segundas, terceras y cuartas matrículas, el gasto del alumno se corresponde aproximadamente con el 50%, el 75% y el 100% de la cantidad real, respectivamente. Además, Andalucía sigue siendo la única comunidad autónoma que aplica un solo precio para las diferentes titulaciones sin diferenciar el nivel de experimentalidad. En el resto del país, las carreras ciencias sociales y humanidades tienen el precio del crédito más bajo que las ingenierías o las ciencias de la salud, entre otros ámbitos.

El decreto aprobado ayer por el Consejo de Gobierno incluye varias medidas que buscan "reforzar la equidad y el valor del esfuerzo", como las exenciones de pago para las víctimas de la violencia de género y para aquellos alumnos que sean merecedores del Premio de Fin de Grado. Además, para facilitar el pago de la matrícula a las personas con dificultades económicas, una medida requerida en numerosas ocasiones por los consejos de estudiantes, se amplían los plazos para financiar el precio anual hasta un máximo de ocho, frente a los cinco disponibles en el curso recién finalizado.

El texto también establece la oferta de las universidades andaluzas para el curso 2015-2016. Los estudiantes tienen 415 grados para elegir, cinco más que en el pasado ejercicio; 513 másteres, con 63 novedades; y 159 programas de doctorado, cuatro más que en el curso 2014-2015. En el texto también se incluye la puesta en marcha del Instituto Universitario de Investigación Vitivinícola y Agroalimentaria, en al Universidad de Cádiz, y el Instituto Universitario de Arquitectura y Ciencias de la Construcción en la Universidad de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios