La Junta niega que sus oficinas de Madrid y Bruselas estén en la trama ERE

  • Intervención no advirtió de las "falsas" irregularidades denunciadas por el PP

El Gobierno andaluz desmintió ayer "rotundamente" la información aportada por el PP, que le acusó de financiar las sedes de Bruselas y Madrid a través de la Agencia IDEA mediante el procedimiento utilizado en el llamado "fondo de reptiles" en el escándalo de los ERE fraudulentos. El Ejecutivo aseguró en un comunicado que "no existe ningún argumento" que permita sustentar las sospechas de irregularidad sobre la financiación de estas delegaciones y que estos servicios "se han financiado siempre a través de programas específicos del presupuesto de la Consejería de la Presidencia".

Al contrario de lo que afirmó el PP, la fórmula utilizada ha sido siempre la de la subvención, ya que hasta 2004 ha sido a través de convenios anuales entre la Consejería y el IFA, y desde ese año a través de subvenciones nominativas anuales a la Agencia IDEA, ha añadido. El Gobierno indicó que es "falso" que la Intervención General advirtiera a la Junta de la irregularidad de este procedimiento, que es "distinto" del utilizado para las ayudas que están siendo investigadas por la juez Mercedes Alaya.

Según el Gobierno autonómico, "se trata de subvenciones con la preceptiva fiscalización" y con gastos que cuentan "con la correspondiente justificación conforme a las obligaciones legales". En su nota, la Junta negó que se trate de fondos que evitan el control del Parlamento y calificó de "trampa" del PP la denuncia que éste hizo. Para el Ejecutivo, el PP "intenta criminalizar su gestión con falsedades, utilizando documentos internos de forma sesgada y fraccionada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios