La Junta se replantea los puentes de Punta Umbría por su impacto

  • Obras Públicas condiciona el diseño realizado por Manterola al consenso con agentes sociales y ecologistas · Un referente de desarrollo sostenible, el reto

Fue en vísperas de los comicios municipales de 2007 cuando el entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, prometió en una visita electoral a Huelva la construcción de tres puentes para enlazar la capital de la provincia con Punta Umbría. Fue un anuncio sorpresa, pues el proyecto no sólo no figuraba en el programa electoral del PSOE, sino que tampoco aparecía dibujado en el planeamiento de las grandes infraestructuras previstas por la Administración autonómica en la provincia.

Además del elevado coste de las obras -inicialmente se habló de 120 millones de euros, aunque la última estimación es de 150 millones- en aquel momento se planteó que la mayor dificultad para hacer realidad la iniciativa era el impacto que los puentes tendrían sobre las Marismas del Odiel, un espacio castigado durante décadas pero que se ha recuperado ambientalmente gracias a una fuerte y sostenida inversión por parte de las administraciones.

La puesta en servicio de estos puentes consecutivos con una longitud total de unos siete kilómetros, listos, en teoría, para acoger cuatro carriles de autovía y una plataforma reservada para el tranvía -sumado al impacto ambiental que supondría su construcción durante varios años- ha hecho que la Junta haya ido con pies de plomo en este proceso. Y que hoy lo siga haciendo. La crisis económica y el descenso de los ingresos públicos tampoco ayudan a pronosticar el comienzo de unos trabajos que, según anunció Chaves, iban a comenzar en 2008.

El resultado de todo ello es que las consejerías de Obras Públicas y Transportes y la de Medio Ambiente, cada una desde sus respectivos ámbitos competenciales, hayan decidido replantearse todo el proyecto de esta Conexión Metropolitana Sur y el diseño que en su día se encargó a Javier Manterola, un experto hacedor de puentes que ingenió para Punta Umbría no tres puentes, sino dos, compuestos por una gran estructura sostenida por un gran arco y otra por pilotes para salvaguardar el frágil equilibrio ecológico del humedal.

El pasado día 1, la consejera de Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar, sostuvo en una cena-coloquio en la Fundación Antares, en Sevilla, que el Gobierno de la Junta va a desarrollar un proyecto acorde "al compromiso contraído con la ciudadanía".

Al igual que ya hiciera en comisión del Parlamento andaluz el pasado 2 de septiembre, la consejera reiteró entonces que el proyecto de Presupuestos de la Junta para 2009 incluirá una partida destinada a los puentes de Punta Umbría, pero la duda se mantiene:con qué fin y en qué cuantía.

Desde la Consejería de Medio Ambiente se apunta que el objetivo pasa por replantear el proyecto dado que, en su estado actual, sería poco viable. "Vamos a intentar que los puentes de Punta Umbría sean un referente, un modelo de sostenibilidad", indicó a esta redacción un alto responsable de dicho departamento. Entre las cuestiones pendientes está si el diseño seguirá en manos de Manterola o si se optará por encargar el nuevo o reformado proyecto a otras manos.

Los puentes permitirán conectar directamente la ciudad de Huelva con Punta Umbría, así como con las playas de El Portil y El Rompido. Estos serán también la principal vía de acceso a las playas de los coches procedentes de la A-49. Además, tendrá como efecto directo la descongestión de vehículos que en horas punta se produce en el Puente del Odiel y que tienen como origen y/o destino la capital, Aljaraque, Corrales y Bellavista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios