Llegan armarios al juzgado de Alaya para las macrocausas

La Junta de Andalucía envió ayer tres armarios al Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, que dirige Mercedes Alaya, y que hace un mes remitió dos oficios pidiendo medios para evitar que parte del sumario de los cursos de formación, que suma dos millones y medio de folios, esté apilado en el suelo.

Fuentes judiciales anunciaron ayer la llegada de este mobiliario, reclamado porque en uno de los despachos del juzgado que dirige Alaya se apilan en el suelo las carpetas con los tomos del sumario de los cursos de formación, parte del cual está declarado secreto y en el que están imputados dos exconsejeros andaluces, Ángel Ojeda y Antonio Fernández.

El juzgado remitió en enero pasado a la Junta dos oficios, en uno de los cuales pedía que de forma urgente se les remitieran dos armarios y tres estanterías en los que poner los documentos de este caso, ya que 40 de los 102 tomos están por el suelo.

En su escrito, el juzgado explicaba que hacía esta petición para prevenir posibles pérdidas o deterioros de documentos y recordaba que esta solicitud de estanterías y armarios la hicieron hace varios meses pero no tuvieron ninguna respuesta.

En el segundo oficio, el juzgado solicitó la mejora de uno de los dos escáneres que instalaron en septiembre pasado para digitalizar documentación incautada, en lo que trabajan dos agentes judiciales.

El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, señaló ayer que el Juzgado "ha esperado muy poco" puesto que la solicitud de estanterías y armarios "entró la semana pasada".

De Llera criticó que la secretaria judicial "tiene la mala costumbre de hacer sus peticiones primero a la prensa y luego a la Consejería", con lo que "da una imagen de inactividad de la Administración".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios