Manuel Vizcaíno defiende su inocencia y pide el archivo del caso Invercaria

El presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, defiende su inocencia después de que la Fiscalía Anticorrupción reclame para él una condena de dos años y medio de prisión y seis años de inhabilitación por su implicación una pieza del caso Invercaria. El Ministerio Público le considera "inductor" de posibles delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos en relación a un préstamo de 150.000 euros que la sociedad pública de capital riesgo Invercaria concedió a la empresa Own&Spa, de la que era socio y consejero unos años antes de tener relación con el club.

La defensa del empresario ha presentado un recurso ante la Audiencia de Sevilla en el que solicita el sobreseimiento de las actuaciones "Tengo una tranquilidad absoluta porque no he cometido ningún delito y si es necesario llegaré hasta el final para demostrarlo", aseguró ayer Vizcaíno, a este periódico. Al empresario le causa extrañeza que las acusaciones pidan cada una penas distintas. "El PP pide un año más que el fiscal", apuntó el presidente del Cádiz, quien explicó que "dos despachos de abogados velaron por la legalidad de una operación en la que pasaron dos años desde que se solicitó la subvención hasta que se concedió".

Vizcaíno incidió en que otras dos acusaciones particulares (Inverseed e IDEA) piden la absolución. Además, negó que Own&Spa fuera un "chiringuito" para captar fondos públicos. "La empresa funcionó hasta 2012 o 2013, tuvo trabajadores, dio beneficios y cumplió el plan de negocios hasta que llegó la crisis, que se llevó por delante la empresa y otras muchas, algunas con más de cien años de historia", sostuvo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios