Medallas de Andalucía

Miguel Fuentes del Olmo, un escultor pionero

  • Creador de formas abstractas, es un reputado experto en murales monumentales

Comentarios 1

El escultor andaluz Miguel Fuentes del Olmo, galardonado hoy con la Medalla de Andalucía, está considerado pionero en el empleo de las formas abstractas y es un reputado experto en murales monumentales de hormigón armado y en el uso de técnicas de cerámica refractaria y vitrales.

Nacido en Andújar (Jaén) en 1940, Fuentes del Olmo cursó estudios en la sede de Madrid de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando e inicio su labor creativa a finales de los años 50, aunque fue en la siguiente década cuando adquirió relevancia al trabajar en la ornamentación de las nuevas iglesias que se construyeron a partir del Concilio Vaticano II. Posteriormente trasladó su actividad a la escultura civil, ámbito en el que obtuvo el mayor reconocimiento público, y en 1985 ingresó como profesor titular de Escultura en la Universidad de Granada, especializado en los lenguajes contemporáneos.

Cuatro años más tarde obtiene la cátedra y en 1992 se traslada a la Universidad de Sevilla y crea el grupo de investigación Nuevos materiales aplicados a la escultura, que sirve de referencia y modelo a otras facultades. En esta línea, durante los últimos años su inquietud creativa le ha llevado a investigar sobre formas escultóricas en soporte digital.

Destacado por su compromiso y su trabajo en la recuperación de la memoria histórica de la Guerra Civil, Miguel Fuentes del Olmo ha realizado 11 monumentos públicos en las fosas comunes de la provincia de Jaén. El escultor es asimismo un experto en el uso de técnicas de poliéster, hierros forjados y vitrales, y en este último ámbito destacan entre sus obras los vitrales de la Basílica de la Virgen del Rocío en Almonte (Huelva) y los de la Catedral de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios