Montero replica que no merece la pena provincializar el Presupuesto

  • La consejera de Hacienda argumenta que sería "ilusorio" sin obras nuevas. El PP alega que la Junta tiene dinero "para asar una vaca".

Comentarios 1

La provincialización de las inversiones del Presupuesto andaluz se ha convertido en casi el único motivo de debate de las cuentas de la Junta de 2014. Quedó claro ayer durante la comparecencia de la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, en la comisión del Parlamento y con el recurso que el PP ha elevado ante el Tribunal Constitucional. María Jesús Montero se sinceró en la comisión al explicar que sería "ilusorio o ficticio" contar con planes provincializados de inversiones cuando no hay ninguna obra nueva en el Presupuesto. "Carece de sentido", valoró la consejera. En efecto, el proyecto de Presupuestos sólo destina 3.305 millones de euros a la inversión, aunque 2.384 son transferencias de capital; en su mayor parte, dinero que se destina a financiar proyectos de particulares, empresas u otras instituciones. De hecho, la Consejería más inversora no es la de Fomento ni la de Medio Ambiente ni la de Agricultura, sino la de Economía, Innovación y Empleo, que controlará 1.143,3 millones de euros a este tipo de transferencia. La inversión real en la Junta se reduce, pues, a 921,3 millones de euros.

Ante las críticas del PP, que considera que es de obligación legal la provincialización de la inversión, Montero citó las cuentas de Castilla-La Mancha, donde tampoco se adjudica este tipo de gasto a u territorio en concreto. En Castilla y León ocurre lo mismo: casi el 70% del Presupuesto no está provincializado y su Gobierno cree que "provincializar no crea comunidad".

Antes de que la crisis económica se reflejase en el presupuesto público, la Junta adjudicaba a cada provincia una suma total de euros de inversión, una costumbre que ha ido desapareciendo conforme fueron menguando las obras.

La comisión poco aportó de fondo, aunque sí enseñó que el debate político en Andalucía se centra en dos temas: los ERE y las estrategias del PP en la oposición, muy criticadas por los socialistas desde que la presidenta, Susana Díaz, sufriese un escrache en Málaga por alcaldes de este partido. José Antonio Miranda, parlamentario del PP, llegó a decir que a la Junta le sobraría dinero "para asar una vaca" si consiguiese en Jaén los fondos perdidos por el fraude de los ERE. La referencia a la vaca se debe al padre del ex sindicalista Juan Lanzas, uno de los principales acusados, que afirmó que su hijo tenía dinero para asar a una vaca. Miranda se quejó de que en el Presupuesto no se reflejase el dinero que la Junta puede obtener de la devolución de lo mal cobrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios