Montoro pide más compromiso a la Junta en el control del déficit

  • Martínez Aguayo y Ávila dan por acreditada la solvencia de las cuentas andaluzas y el ministro de Hacienda elude valorar las críticas de Arenas al Ejecutivo autonómico.

Comentarios 39

Los consejeros de Hacienda y Economía de la Junta, Carmen Martínez Aguayo y Antonio Ávila, calificaron de "correcta en lo formal y escasa en lo material" la reunión de en Madrid con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro; el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, y la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo.

Montoro, acompañado por Beteta y Crespo, dejó primero interventir a los consejeros andaluces y compareció sonriente para impartir doctrina más que para informar con datos y cifras. "Todos tenemos que estar comprometidso en la reducción del déficit público. Todas las instituciones que tienen responsabilidad en materia presupuestaria en España deben reducir los niveles de endeudamiento", dijo. Refiriéndose a Andalucía, el ministro dijo que no había "motivos para la complacencia" y expresó su deseo de ver a los consejeros andaluces "muy preocupados" por el déficit acumulado durante los dos últimos años fiscales.

Tras más de dos horas de reunión, Martínez Aguayo y Ávila comparecieron ante los medios con caras de pocos amigos. Martínez Aguayo destacó que el primer objetivo, despejar dudas sobre la solvencia de las cuentas públicas andaluzas, se cumplió. "Ha quedado acreditado que la deuda que tiene Andalucía es muy inferior a la media del conjunto de las comunidades autónomas, estamos cuatro puntos por debajo, y, desde luego, mucho menor a la que el señor Arenas afirmó en Andalucía [25.000 millones de euros]", dijo. La consejera de Hacienda insistió en que "los datos oficiales" señalan un cumplimiento con el déficit durante "más de seis años" y incumplimiento de dos que "no puede traducirse en ningún grado de insolvencia". En esta misma línea, Martínez Aguayo exhibió las calificaciones de las agencias de rating, que sitúan a Andalucía al nivel del Tesoro Público o incluso por encima, y la valoración de organismos internacionales de control de la transparencia, que le otorgan la máxima puntuación.

Por otro lado, la consejera de Hacienda señaló que también reclamaron a Montoro información sobre la incidencia presupuestaria de los recortes de 8.900 millones de euros aprobados por el primer Consejo de Ministro de Rajoy (calcula que afectará en unos 2.000 millones) para poder elaborar el Plan Económico-Financiero de Reequilibrio que le exige el Ministerio, así como de las entregas a cuenta del modelo de financiación.

En un tercer bloque más "reivindicativo", Martínez Aguayo refrescó las cuentas pendientes y recordó a Montoro que el Gobierno andaluz tiene reclamaciones en sede judicial frente al Estado por valor de 4.251 millones de euros. De ellos, se refirió a 1.379 millones procedentes de los fondos de convergencia. Además, incluyó 1.504 millones de euros (762 de 2008 y 742 de 2009) de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía, de obras presupuestadas pero no ejecutadas. Al consejero de Economía le causó desazón comprobar que el ministro y sus colaboradores desconocían el tema. Por último, Martínez Aguayo añadió 915 millones adelantados por la Junta de los fondos europeos. En este último apartado, Ávila agregó 1.000 millones del fondo tecnológico comprometido con el anterior Ministerio de Ciencia y Tecnología para empresas andaluzas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios