Moreno promete reducir las listas de espera quirúrgicas a 60 días y reformar las urgencias

  • El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, asegura que en Andalucía "se toman decisiones contra el interés público en sanidad" y siempre se usa como "culpable y excusa" al Gobierno central.

Comentarios 13

El presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, ha asegurado que si gobierna pondrá en marcha un plan de agilización de las listas de espera en Andalucía, reduciendo el plazo máximo para una intervención quirúrgica a 60 días en dos años de legislatura, y que reformará y modernizará las urgencias hospitalarias. Moreno, que ha participado en un foro de sanidad organizado por el PP-A junto al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, se ha comprometido también a reducir los tiempos máximos de espera en las consultas externas a quince días naturales, y a diez días para las pruebas diagnósticas. Los pacientes considerados como preferentes se canalizarán a través de los responsables de unidades para verificar esa condición y ser citados "de inmediato", ha agregado.

En cuanto a las urgencias, ha garantizado un plan de reforma y modernización para disminuir los tiempos de atención a los usuarios porque actualmente están "colapsadas, con esperas de más de treinta horas y con la consecuencia fatal de fallecidos". Además, paralizará el proceso de fusión hospitalaria, "potenciará" la atención primaria para que sea "más resolutiva y menos burocratizada" y paralizará de forma "inmediata" la subasta de medicamentos en la comunidad porque "atenta contra la equidad en el acceso de los andaluces a los medicamentos".

Dentro del nuevo modelo sanitario que defiende para la región ha insistido en su anuncio de esta semana para "devolver a los profesionales unas condiciones laborales dignas", reponiendo los "recortes", garantizando la estabilidad, acabando con los "contratos basura" y "despolitizando" la sanidad. Ha informado de que el PP impulsa que se tipifique como delito la agresión a los profesionales sanitarios y que van a presentar una enmienda en el Senado, donde se tramita el nuevo código penal.

El presidente de los populares andaluces ha criticado que la jefa del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz, haya querido "responsabilizar" al Gobierno central de la situación en la comunidad cuando ella es "la única responsable" y ha afirmado que si no fuera por los ayuntamientos "la sanidad andaluza estaría en quiebra". "Lo cierto es que el Gobierno de Susana Díaz ha perjudicado gravemente la salud", ha agregado Moreno, quien ha denunciado que los profesionales sanitarios se hayan visto "desasistidos" por la Junta y ha asegurado que colaborará con ellos para su nuevo modelo.

Ha manifestado que el Gobierno andaluz "ha llevado a la sanidad andaluza a un punto de no retorno si no se adoptan medidas de urgencia" por la "dejadez" con la que se ha abordado su gestión. Moreno considera un "rotundo fracaso" esta gestión, lo que ha argumentado en que Andalucía, con 1.040 euros, es la última comunidad en gasto sanitario por habitante, y entre 2012 y 2014 el Gobierno regional "recortó" 2.402 millones y no ejecutó 710. Ha agregado que en los últimos tres años el SAS ha perdido 7.670 puestos de trabajo, que Andalucía es la comunidad con menos médicos por habitante y que además hay un "reguero de proyectos fantasma" en cuanto a las infraestructuras sanitarias previstas.

Alonso: "En Andalucía se toman decisiones contra el interés público en sanidad"

Por su parte, Alfonso Alonso ha dicho que en Andalucía "se han tomado muchas decisiones contrarias al interés público en sanidad sin ningún coste político" y ha criticado que el Ejecutivo regional siempre use como "un culpable y una excusa" al Gobierno central. El ministro de Sanidad ha reclamado que en Andalucía se levante "el velo de los falsos discursos" y se hable de lo que realmente ocurre en la sanidad porque "ya no valen unas viejas palabras que se repiten".

"Aquí en Andalucía se han tomado muchas decisiones contrarias al interés público en contra de la sanidad sin ningún coste político porque había un culpable y porque se ha encontrado una excusa, la culpa es de Madrid", ha esgrimido. Ha hecho referencia a la reducción de médicos, enfermeros o camas y ha lamentado que "no pasa nada porque la culpa siempre es del otro", por lo que ha reclamado que se busque "responsabilidad y no excusas" para una gestión "de verdad" de la sanidad pública. Alonso ha dicho que la preocupación del Gobierno central es la equidad y que los ciudadanos tengan los mismos derechos "vivan en una comunidad u otra" y ha opinado que la sanidad andaluza tiene que estar alineada con ese pensamiento y no ir "siempre con el pie cambiado" como por ejemplo al "desmarcarse" del sistema centralizado de compra de medicamentos.

Ha hecho hincapié en que en la comunidad andaluza se buscan "excusas para escapar de la responsabilidad" y ha defendido el "compromiso" de Moreno para implantar un nuevo modelo porque "esta tierra merece una nueva oportunidad". El ministro ha resaltado que Moreno hizo "aportaciones decisivas" en los momentos más difíciles, entre las que ha citado el plan de inclusión o las políticas de compromiso social y ha alabado la "ambición y humildad" de su discurso. Eso es lo que, según ha agregado, ha intentado hacer el Gobierno, garantizar la sostenibilidad de los principales servicios públicos "sin afectar a la solidaridad", por lo que "hubo que tomar decisiones muy complicadas".

"Este es un Gobierno de compromiso profundamente social, que se expresa también a través de la capacidad de gestión", ha añadido Alonso, quien ha abogado por una sanidad que cuente con la confianza en los profesionales y que gire "alrededor del paciente". En ese sentido, ha asegurado que "cuando los profesionales sufren la sanidad sufre, cuando todo el esfuerzo se pide a los profesionales la sanidad se tensiona, eso no es apostar por ella", ha manifestado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios