Muere uno de los cachorros de lince nacidos este año en cautividad

  • 'Falco', perteneciente al programa de cría de la Olivilla, murió el 4 de octubre por una crisis convulsiva. Con su muerte, se reducen a 15 los cachorros nacidos en cautividad.

El pasado domingo 4 de octubre murió Falco, un cachorro de lince ibérico nacido durante esta temporada en el centro de cría de la Olivilla (Jaén) dentro del Programa de conservación Ex-Situ, según la información publicada en la web de dicho programa.

Así, según dicha información, el animal se había criado junto a su madre y hermanos y, hace aproximadamente un mes, tuvo una crisis convulsiva, tras lo cual se le hizo un chequeo y tratamiento sintomático, sin que se detectara nada "significativo" en las analíticas.

El ejemplar no volvió a tener ningún episodio durante el último mes hasta que el domingo de madrugada comenzó con nuevas crisis, por lo que se trasladó a quirófano y se le administró tratamiento, a pesar de lo cual acabó muriendo al poco tiempo.

El martes se le realizó la necropsia en el Centro de Análisis y Diagnósticos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta y se está a la espera de los resultados analíticos para poder determinar un diagnóstico definitivo.

Con la muerte de Falco se reducen a 15 los ejemplares de este felino de los nacidos en cautividad en los centros de cría de El Acebuche, en Almonte (Huelva) y La Olivilla (Jaén) durante la temporada 2009 que continúan vivos. En total, 11 hembras dieron a luz a 28 cachorros, de los cuales diez no superaron los primeros días tras el parto y tres -Fresno, Felina y Falco- causaron baja con más de un mes de vida.

Aún así, este número supone una cifra récord de cachorros logrados en el Programa de conservación Ex-Situ del lince ibérico puesto en marcha por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) y la Junta de Andalucía en diciembre de 2003.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios