Muere un lince electrocutado en un centro de cría en cautividad

  • La hembra trepó hasta llegar al cable de una cámara de videovigilancia y lo mordió

Comentarios 1

Un ejemplar de lince ibérico murió electrocutado la madrugada de ayer tras morder el cable de alimentación de una cámara de videovigilancia en el centro de cría en cautividad de La Olivilla, en Jaén, donde se encontraba en cuarentena.

Esta hembra era uno de los 53 linces aptos para la cría en cautividad del programa que se inició para esta labor en diciembre de 2003, tras la firma de un acuerdo entre la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio ambiente. Desde sus comienzos han nacido 24 cachorros, 13 de ellos este año.

La Olivilla es el tercer centro que desarrolla planes de cría en cautividad del lince ibérico, junto a los de El Acebuche, en el Espacio Natural de Doñana, y el Zoobotánico de Jerez de la Frontera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios