Salud

Nace en el Virgen del Rocío el segundo bebé que podrá salvar a su hermano

  • El trasplante de células madre del cordón umbilical de la recién nacida permitirá que el menor, de 5 años, se libre de una enfermedad sanguínea · El proceso tiene un 70% de probabilidad de éxito.

Comentarios 38

Con sólo 5 años, Antonio tiene que someterse todas las semanas a un trasfusión sanguínea debido a la enfermedad que padece. Esta situación cambiará a partir de un mes, cuando le trasplanten las células madre del cordón umbilical de su hermana Estrella, que vio la luz en el Hospital Virgen del Rocío el pasado sábado. Se trata del segundo bebé que nace en este centro hospitalario libre de tara genética y que es capaz de curar a otro menor. La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida asegura que es el segundo caso registrado en España, aunque el IVI de Valencia puso ayer en duda esta información al señalar que hace casi un año nacieron en Barcelona dos gemelas engendradas para salvar a su hermano.

Antonio, hijo de Antonio Fuillerat y Melania García -una pareja de Churriana de la Vega (Granada)- padece aplausia medular severa, una enfermedad no hereditaria que provoca la desaparición de las células encargadas de producir sangre en la médula ósea. La búsqueda de un donante no obtuvo un resultado satisfactorio, motivo por el cual hace dos años se puso en marcha el diagnóstico genético preimplantatorio (DGP) para concebir a un bebé de perfil compatible con el de Antonio, según explicó ayer el director de la Unidad de Genética, Reproducción y Medicina Fetal del Virgen del Rocío, Guillermo Antiñolo.

Este programa lo aplica la sanidad pública desde 2006, cuando se aprobó la Ley de Reproducción Humana Asistida. En Sevilla se llevó a cabo por primera vez en 2008, también en el Virgen del Rocío. En aquella ocasión gracias al nacimiento de Javier fue posible librar a su hermano Andrés de una enfermedad congénita (beta-Talasemia mayor) que reducía la esperanza del menor a 35 años de vida. Ahora, se ha realizado un procedimiento casi idéntico, que consiste en realizar un análisis genético a embriones obtenidos por técnicas de fecundación in vitro para transferir al útero únicamente aquellos que sean compatibles. La diferencia en el caso de Estrella -según apuntaron fuentes del Virgen del Rocío- es que no ha habido que descartar ninguno que se encontrara afectado por aplausia medular, al no ser una enfermedad hereditaria como lo era la beta-Talasemia mayor.

A partir de ahora queda la segunda fase de este proceso. Una vez que Estrella ha nacido -el parto se produjo por cesárea y pesó 3,480 kilos- la sangre de su cordón umbilical ya se ha almacenado en el Banco de Cordón Umbilical de Málaga a la espera del trasplante de células madre que se le efectuará a Antonio a partir de un mes. Todo dependerá, como explicó Antiñolo, del estado en el que se encuentre el menor y de lo que dicten las pruebas específicas a las que debe someterse. El porcentaje de éxito de la operación es del 70%, según aseguró este especialista.

El padre de Antonio y de la recién nacida explicó este lunes en la rueda de prensa a la que también asistió la consejera de Salud, María Jesús Montero, que desde que el primero de sus hijos nació su mujer se ha tenido que dedicar "en exclusiva" a atenderlo al requerir "muchísimos cuidados". "Lo que queremos es ver ya a nuestro hijo en el colegio, como otro cualquiera", explicaron estos padres, quienes decidieron poner el nombre de Estrella a su nueva hija "por lo que ella va a suponer para su hermano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios