Nace en libertad la primera camada mixta de linces de Doñana y Sierra Morena

  • Los tres cachorros que consiguen sobrevivir aumentan la diversidad genética de la especie en el Parque

La importación de linces desde Sierra Morena se asienta como vía para posibilitar la continuidad de la escasa y debilitada población de estos felinos que permanece en el Parque de Doñana. Baya, un macho de tres años traído al Coto el pasado diciembre, ha conseguido reproducirse en libertad con al menos dos de las hembras de la zona de Coto del Rey. Los estudios realizados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Estación Biológica de Doñana (EBD) han confirmado que este macho es el padre, al menos, de tres cachorros de Viciosa -estos linces actualmente atraviesan la etapa crítica de su desarrollo y son los únicos que han sobrevivido-, y otros cuatro, que no han salido adelante, de Wari. La tercera de las hembras de esta zona de Doñana, Rayuela, también ha dado a luz un cachorro, previsiblemente también hijo del lince de Sierra Morena, que tampoco vive.

Baya tuvo que ser trasladado desde Sierra Morena a la provincia de Huelva ante la pérdida de ejemplares macho en esta zona por la llamada leucemia felina, que ahora mismo se considera controlada, aunque no se descartan nuevos brotes.

El cruce de animales de Sierra Morena con los de Doñana, según el director del programa Life para la reintroducción del lince ibérico, Miguel Ángel Simón, permite aumentar la variabilidad genética de esta especie en el Parque Nacional, donde actualmente sólo quedan 18 hembras territoriales, de las que unas 9 son reproductoras. "Aportan mayor variedad genética y unos genes no contemplados en la población de Doñana", afirma Simón. Actualmente, se está elaborando un nuevo estudio genético sobre este felino que permitirá concluir cuántos ejemplares son necesarios traslocar desde Sierra Morena para garantizar la supervivencia de la especie en la provincia de Huelva.

La experiencia también ha permitido comprobar la efectividad de la técnica utilizada para la liberación del lince, ya que en los próximos años hay que afrontar las primeras sueltas de felinos nacidos en cuatividad para su reintroducción en las sierras de Guarrizar (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios