Nieto alcanza la absoluta en Córdoba

El Partido Popular podrá gobernar Córdoba con una supermayoría tras las elecciones municipales del próximo 22 de mayo, según los resultados del sondeo de la empresa Commentia, que le otorga una mayoría absoluta amplísima. Tan holgado es el resultado que augura la encuesta que supone todo un vuelco a la realidad política cordobesa minorando, de un plumazo, la fuerza de Izquierda Unida, que mantiene su posición de segundo partido político aunque empatado a escaños con el PSOE. Unión Cordobesa, el proyecto del empresario Rafael Gómez, irrumpirá en el Pleno con fuerza suficiente para contar con grupo municipal propio.

Según el resultado del sondeo, cuyo trabajo de campo se realizó entre el 7 y el 13 de abril, José Antonio Nieto, alcaldable popular, obtendría 17 concejales, los mismos que el comunista Julio Anguita en 1983 (aunque entonces el Pleno tenía 27 ediles y ahora lo forman 29). El alcaldable popular conseguiría un 52,2% de los votos, casi seis puntos más que los mejores resultados del PP en su historia, los de Rafael Merino en 1999(46,38%) y muy superior a las elecciones de 2007, cuando Nieto rozó la absoluta con un 43,9%. Son unos resultados aplastantes si se tiene en cuenta que, sólo en voto directo, el PP duplica los resultados de IU y PSOE juntos y que la mayoría absoluta se consigue con 15 representantes.

El sondeo es verdaderamente sorprendente porque anuncia un cambio espectacular al reducir las expectativas electorales de IU a un 17,7% de los votos, lo que implicaría cinco concejales frente a los 11 que tiene (35% del voto de 2007). Se trataría del peor resultado en la historia de la coalición de izquierdas, un auténtico hundimiento, fruto de varias cuestiones a tener en cuenta de aquí a la jornada electoral.

En primer lugar, la candidatura del alcalde, Andrés Ocaña, se enfrenta a una tremenda desmovilización de quienes en su día otorgaron su votó a Rosa Aguilar, hoy ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM). Las personas que manifiestan haber apoyado a IU en las anteriores elecciones municipales son las más reticentes a decir que votarán -sí o sí- en las municipales frente a una movilización rocosa de populares y socialistas (el 85% votará).

Casi uno de cada cinco votantes de IU abre la puerta a no ir a las urnas o tiene decidido no hacerlo. En segundo lugar, Ocaña padece la irrupción de Rafael Gómez, quien rasca en su electorado con efectos desastrosos para los intereses de la coalición. En tercer lugar, IU perdería el voto de personas de centro que durante muchos años conseguía reunir gracias al perfil de sus candidatos, sobre todo durante el periodo de Aguilar.

Un dato para la esperanza de la candidatura del alcalde: casi un 30% de los entrevistados dice que no tiene decidido su voto. Otro elemento importante: Córdoba es de las ciudades andaluzas con mayor predisposición a acercarse a las urnas durante el primer domingo de Feria. Un 77% prevé hacerlo.

Curioso caso es el del PSOE porque quien esperara un desplome, se equivoca. Según el sondeo, la candidatura de Juan Pablo Durán, casi contra pronóstico, ganaría un concejal colocándose en cinco y rompiendo la barrera psicológica de los cuatro ediles que data del año 2003, con José Mellado de candidato. Durán lograría muy pocos votos más que en 2007 (apenas seis décimas más, con un 15,7%), pero el efecto combinado del desplome de IU y de la llegada de Gómez al Pleno le otorgan un escaño más, que sabría a triunfo dentro de las filas socialistas. El PSOE no tiene muchos votantes pero los tiene muy conectados a la actualidad política y están dispuestos a ir a votar mayoritariamente el 22-M. Este caso es único en Andalucía frente al desencanto que el partido se encuentra en otras ciudades donde es segunda fuerza política. Quedarse donde está le coloca a tiro de piedra de IU, a dos puntos de estimación de voto, por debajo del error muestral. La diferencia de voto directa entre ambos partidos es de apenas ocho décimas, según asegura el sondeo.

La llegada de Rafael Gómez Sánchez al Pleno municipal, con dos concejales y grupo propio, tendría un valor más mediático que político desde el punto de vista de la aritmética. Su aportación es insuficiente para crear una combinación de partidos que desposeyera a José Antonio Nieto de la Alcaldía en el supuesto de una mayoría simple como la de 2007.

Gómez, que dice aspirar a la mayoría absoluta, irrumpiría en el Pleno con dos concejales y un 8,7% de los votos totales, rondando las 10.000 papeletas si se cumplen unas expectativas medias de participación. El resultado, pese a que dista una enormidad de las pretensiones del empresario, es clave para entender el nuevo reparto de escaños y la revolución que se produce en la composición de un Pleno que volvería a estar formado por cuatro partidos políticos después de muchos años. Un hecho significativo y curioso es que el empresario sería el encargado de entregar el bastón de mando a José Antonio Nieto ya que, al ser el edil de mayor edad, presidiría la mesa de constitución del nuevo Consistorio.

Ninguna de las fuerzas políticas restantes que se presentan a las elecciones municipales logra una posibilidad real de acercarse siquiera a los sillones rojos del Pleno. Sumadas las fuerzas de partidos como UPyD, Ecolo o el Partido Andalucista, el sondeo da un 3,7% de intención de voto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios