Nueva búsqueda sin fruto en Córdoba de los niños Ruth y José

  • La Policía abre nuevas líneas de investigación para ver si Bretón quedó con alguien para raptarlos

Nueva búsqueda sin resultados. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía realizaron ayer el enésimo rastreo en una zona próxima a la finca que la familia de José Bretón posee en Las Quemadillas, un paraje de Córdoba en el que los agentes centran la búsqueda de Ruth y José desde que desaparecieron el 8 de octubre. Los policías rastrearon unos cañaverales cercanos al Guadalquivir.

La operación de búsqueda se inició a media mañana y en la misma participaron unidades caninas y de subsuelo, que buscaron en algunos pozos aledaños a la propiedad de la familia del imputado, sin que haya trascendido que se produjeran resultados positivos. Los trabajos se dieron por concluidos a las 14:00, si bien los investigadores no descartan ampliar las pesquisas en los próximos días. La anterior búsqueda fue el 7 de febrero, cuando se cumplían cuatro meses desde que desaparecieron los hermanos onubenses, de 6 y 2 años. Entonces, la Policía también centró su trabajo en el entorno del polígono industrial de Las Quemadas. El rastreo se centró en pozos y alcantarillas de los alrededores del polígono, un entorno ya registrado con anterioridad, si bien en aquella ocasión el rastreo no pudo ser exhaustivo debido a la lluvia.

Los alrededores del polígono industrial son claves para los investigadores, que han centrado sus esfuerzos en hallar ahí alguna pista. Los agentes también han barajado la hipótesis de que Bretón podría haber concertado con una tercera persona un secuestro de los niños, si bien esta línea de investigación es secundaria. El programa Espejo Público de Antena 3 desveló que los investigadores siguieron varias líneas de trabajo, sin resultados. Citando información que constaría en la parte del procedimiento que aún sigue bajo secreto de sumario, el programa de televisión detalló que Bretón contactó sobre las 20:00 del mismo día de la desaparición con una amiga por teléfono, a la que -según ella habría dicho a la Policía- no le dijo que sus hijos se habían perdido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios