Oña dice ahora que la ex candidata a edil del PP en Córdoba podría haber sido "afín" al PSOE en 2006

  • Sostiene que Cristina Ruiz, que dejó la lista del PP para el 22-M tenía "mucha amistad" con Guerrero

La portavoz del PP-A en el Parlamento, Esperanza Oña, afirmó ayer que Cristina Ruiz, ex integrante de la lista del PP a la Alcaldía de Córdoba al renunciar tras conocerse que supuestamente tramitó un expediente de regulación de empleo (ERE) en el que se han detectado ocho prejubilados falsos y otras nueve irregularidades más, tenía "mucha amistad" con el ex director general de Trabajo y Seguridad Social, Francisco Javier Guerrero, y que puede ser que cuando se tramitó dicho ERE, en 2006, fuese "afín" al PSOE. Oña dijo no saber si por aquel entonces Ruiz era socialista, pero lo que sí que puede asegurar es que "no era del PP, ni lo es ahora. Se trata de una persona independiente, situada en el puesto número 22 y que iba a colaborar por su experiencia en el sector de la discapacidad", ha precisado la dirigente popular.

En una línea similar se expresó el secretario general del partido, Antonio Sanz, que abundó en la condición de independiente de Ruiz, haciendo hincapié en que era alguien "ajena al partido", al tiempo que aseguró que "ni en 2006 ni ahora", los populares guardan "ninguna relación con Cristina Ruiz o su familia".

Por su parte, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, consideró que la renuncia de la número 22 en la lista del PP a la Alcaldía de Córdoba "lo único que demuestra son, una vez más, las mentiras" de los populares al respecto de los ERE. Griñán volvió a insistir en que el PP sólo ha venido diciendo "mentiras que poco a poco se van descubriendo" porque, según argumentó "se dijo que era un fondo ilegal y se comprobó que se aprobaba por el Parlamento y se dijo que era un fondo para socialistas y se comprueba que hay gente que precisamente no es del PSOE".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios