El PP-A defiende la legalidad de sus cuentas "de la A a la Z"

  • Arenas rechaza la implicación de su formación en la trama de corrupción de Madrid · Dicen que supieron el lunes que Rialgreen trabajó para la empresa que contrataron

Comentarios 3

El PP andaluz ofreció ayer la primera versión sobre su implicación en la supuesta red de corrupción que investiga la Audiencia Nacional -por el supuesto trato de favor de gobiernos del PP a empresas que prestaban servicios para el partido-, cuatro días después de conocerse que una de las empresas que investiga en la operación Gürtel el juez Baltasar Garzón, Rialgreen, no justificó a la Cámara de Cuentas los trabajos realizados al partido en las elecciones andaluzas de 2004, las últimas con Teófila Martínez como candidata a la Junta. El importe ascendió a 520.491 euros, pero la sociedad no informó ni declaró este servicio ni su importe al órgano fiscalizador.

El presidente del PP-A, Javier Arenas, interrogado acerca de esta cuestión tras celebrar una reunión con el grupo parlamentario popular, aseveró que "el PP tiene las cuentas claras en Andalucía de la A a la Z, todo justificado". "Estamos en la más absoluta de las legalidades y la Cámara de Cuentas siempre -enfatizó Arenas- ha avalado las cuentas del PP-A, que está orgulloso en decir que no le debe un duro a ningún restaurante, hotel, proveedor o entidad financiera y probablemente no me equivoque si digo que somos los únicos".

Tras su intervención, fue el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, quien informó a los periodistas de que aquel contrato se firmó con la multinacional MacCaan, quien a su vez trabaja en Andalucía con otras UTE como Trece, que a su vez contrató a Rialgreen para realizar el servicio. No fue hasta ayer (por el lunes) cuando el PP conoció que Rialgreen había trabajado para MacCaan, aseguró Sanz.

Rialgreen está vinculada a Pablo Crespo, secretario de Organización del PP de Galicia hasta 1999, y que al frente de la sociedad Special Events trabajó para el PP de Madrid en las campañas electorales de 1999 y en 2003 y para el PP de Valencia en las elecciones de 2003. Crespo permanece detenido por orden de Garzón.

Según la explicación de Sanz, sólo en dos ocasiones contactaron con los responsables de MacCaan y dijo desconocer que esta empresa hubiera realizado anteriormente algún servicio para el PP de Madrid o de Valencia. "No sabía nada, nadie nos informó", anotó Sanz.

En posteriores campañas de publicidad -en el Estatuto, las municipales o las pasadas autonómicas de 2008-, el PP-A contactó con una empresa malagueña que también ha trabajado para el PSOE, y a ésta, como a todas según el dirigente popular, se les informa de que deben justificar las facturas a la Cámara de Cuentas.

El PP pasó al contraataque, A la denuncia sobre el caso Ohanes, Arenas sugirió investigar sobre las agencias publicitarias que primero trabajan en campañas socialistas y luego se convierten en adjudicaciones de la Junta.

El PP ya pidió una investigación al Parlamento sobre la contratación de la empresa de publicidad Entre3 por parte de la Consejería de Empleo, ya que a dicha empresa, "que pertenece a un destacado amigo del PSOE y donde la mayoría de los contratos que tiene son de administraciones socialistas", se la contrata en nombre de publicidad "como servicio de consultoría y asistencia técnica para planes estratégicos de comunicación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios