Una moción de censura del PP e IU echa al alcalde socialista de Mollina

  • Los populares y la coalición de izquierdas justifican su alianza por la "parálisis" que padece el municipio malagueño

Comentarios 3

Mollina (Málaga) tiene desde ayer nuevo alcalde. Se trata de Francisco González (PP), que se hizo con el gobierno local gracias a los votos de los tres ediles de Izquierda Unida. La alianza echa de la Alcaldía al socialista Eugenio Sevillano.

El pleno de la moción de censura y la consecuente investidura del nuevo primer edil estuvo dominado por la crispación. Desde primeras horas de la mañana, el edificio consistorial apareció con pancartas colgadas contra la moción de censura. Fue necesario habilitar un circuito cerrado de televisión para que los vecinos que acudieron pudiesen seguir el desarrollo del pleno desde la entrada a la sede consistorial.

Los concejales socialistas abandonaron la sesión antes de que el presidente de la mesa de edad entregase el bastón de mando al nuevo alcalde, una vez que había prosperó la moción de censura. Para justificar la alianza PP-IU, los populares esgrimieron la parálisis que, a su juicio, padece el municipio, y la falta de avances en diferentes proyectos de la ciudad, como la llegada de nuevas empresas o acometer la construcción de la depuradora.

Sevillano defendió la gestión de su equipo durante los seis meses que ha estado al frente del Consistorio, al tiempo que apuntó a "intereses particulares" como la verdadera razón para arrebatarle el poder. El ex alcalde socialista acusó a la coalición de izquierdas de llevar al gobierno a la "derecha" en diferentes puntos de la provincia.

Socialistas y populares se reprochan mutuamente la ruina del Ayuntamiento. Mientras tanto, el portavoz de IU, Antonio González, justificó la decisión de su grupo de apoyar al PP en la falta de lealtad de los socialistas durante el tiempo que duró su acuerdo de gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios