El PP amplía su mayoría en Málaga

  • De la Torre logra por tercera vez la mayoría absoluta para gobernar el Ayuntamiento de Málaga y consigue dos concejales más que en las elecciones de hace cuatro años, los mismos que pierde el PSOE respecto a 2007.

Once años de alcalde de Málaga no desgastan, todo lo contrario. Francisco de la Torre (PP), que hace unas semanas auguró que conseguir 19 concejales el 22-M sería "muy fácil", aunque luego corrigió su afirmación en una entrevista, está a punto de ver cumplidos sus pronósticos. Si se celebraran hoy las elecciones municipales, el candidato popular a la Alcaldía malagueña no sólo revalidaría su mayoría absoluta con casi un 55% de los votos, sino que incrementaría en dos sus 17 concejales actuales en detrimento del PSOE, que obtendría los peores resultados desde 1999, con 10 representantes frente a los 12 de ahora.

Así lo refleja una encuesta de estimación de voto realizada para este periódico por la empresa Commentia durante los días 1 y 8 de abril. Los 31 concejales del Pleno se completan con los dos de Izquierda Unida, los mismos que obtuvo la coalición hace cuatro años.

De la Torre, de cumplirse esta predicción, igualaría en cuanto a concejalías las que consiguió Celia Villalobos en 1999. Logra un 54,8% de los votos, mayor respaldo que cuando se presentó por primera vez en 2003, tras suceder tres años antes a la alcaldesa, que fue nombrada ministra de Sanidad. La sucesión de polémicas que han salpicado este último mandato, como las protagonizadas por el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, y la de Sostenibilidad, Teresa Porras, no tienen repercusión en las urnas. Las dimisiones en el Museo Thyssen fueron posteriores al trabajo de campo de este sondeo.

En el caso de los socialistas, María Gámez no logra despertar al electorado socialista de un letargo que parece que durará como mínimo veinte años. La candidata, designada como baza de última hora por la dirección provincial y regional del partido después de que se descartara la opción del ex rector de la Universidad de Málaga, José María Martín Delgado, lejos de iniciar la remontada, retrocede con estrépito.

El PSOE, en uno de sus peores momentos como marca electoral y con la crisis económica en el horizonte, no alcanza ni el 30% del total de los votos emitidos en la capital malagueña, seis puntos menos que hace cuatro años. No obstante, la investigación demoscópica de Commentia advierte sobre el inusual porcentaje de electores que dicen que votarán en blanco, un 2,7%, por encima de los registros habituales. Este hecho se atribuye a que electores anteriores descontentos con el PSOE no quieren desvelar ahora si apoyarán a otro partido en la cita del 22 de mayo.

Por su parte, Izquierda Unida, con Pedro Moreno Brenes a la cabeza, pasa de un 7,2% en 2007 a un 8,5% de votos, pero no es suficiente para incrementar los dos concejales que mantiene desde 2003. La muestra revela la desaparición técnica de un histórico como el Partido Andalucista. Por contra, entre el 4,5% de sufragios del capítulo de otros partidos, UPyD, con un 3%, se lleva el mayor porcentaje, insuficiente para lograr representación en la Casona.

En cuanto a la participación, el 73,6% de los encuestados afirman que votarán con total seguridad y un 7,1% no sabe o cree que no. Los votantes del PP son los más convencidos de acudir a la convocatoria, un 87% frente al 83% de los del PSOE. En cuanto al voto directo, el que no tiene en cuenta la simpatía u otros factores de corrección, el PP consigue un 23,1% y el PSOE un 11,4 %. Eso sí, un 32,5% de los consultados dicen que aún no se han decantado por una opción concreta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios