Barómetro joly

El PP no pasa del empate técnico en Andalucía

  • El Barómetro Joly Andalucía señala que el PSOE sigue sacando una ventaja de 0,4 puntos al PP, una cifra similar al dato de octubre de 2009 · El Gobierno de José Antonio Griñán suspende con un 4,8, pero la oposición es peor juzgada, con un 4,1

Comentarios 184

EL PP no ha logrado romper el empate técnico que mantiene con el PSOE en intención de voto en Andalucía desde hace cinco meses. A pesar de que los populares han ido recortando la amplia ventaja que los socialistas le sacaron en las elecciones autonómicas de marzo de 2008, ahora parecen quedarse estancados. La erosión que sufre el Gobierno andaluz a causa de la crisis y de la peor de sus consecuencias, el desempleo, no termina de ser concluyente porque el PP aparece como una alternativa pero no del todo contundente. Otros dos datos pueden ayudar a comprender esta ralentización de la popularidad del PP. El Ejecutivo andaluz es mejor valorado que la oposición, y su líder, José Antonio Griñán, aunque pierde apoyos, logra aprobar y sacar mejor nota que su contrincante, Javier Arenas.

A lo largo del año pasado, el crecimiento en intención de voto del PP fue espectacular. Redujo la diferencia de casi 10 puntos que el PSOE le sacó en las elecciones de 2008 y en el Barómetro Joly Andalucía de otoño de 2009 (el último de ese año) se colocó a medio punto de los socialistas. Una situación calificada como de empate técnico. Sin embargo, el Barómetro Joly Andalucía de este 28-F muestra una situación similar a la de hace cinco meses: el PSOE obtiene el 42,9% de los apoyos frente al 42,5% del PP. La ventaja de los socialistas apenas se reduce en una décima, en otoño era del 0,5 y ahora es del 0,4.

El sondeo, realizado por Commentia entre el 9 y el 15 de febrero pasado, refleja una mayor preocupación de los andaluces por el desempleo y denota cierta desconfianza hacia los políticos, aunque el PP no parece beneficiarse de ello. En general, sí se aprecia un descontento con ambos partidos.

Aunque desde otoño de 2009 algunos datos económicos han comenzado a dar signos de recuperación -aún de modo muy lento-, lo cierto es que su efecto acumulativo ha ido empeorando la situación. El crecimiento económico sigue siendo negativo, y son siete trimestres ya; el déficit público ha crecido, y lo que es peor, el número de desempleados en Andalucía subió hasta los 868.085 personas, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). En Andalucía el ritmo de destrucción de puestos de trabajo disminuyó en 2009 a diferencia de lo ocurrido en otras comunidades, hasta el punto que esa EPA ya indicaba una mínima creación de empleo, pero el número de parados siguió creciendo por la incorporación de población activa. Todo ello ha ido empeorando la percepción económica de los andaluces, pero en estos cinco meses el PP no ha podido aprovechar ese descontento en su favor.

La gestión del Gobierno andaluz obtiene un suspenso, un 4,8, aunque mejora dos décimas respecto a octubre de 2009. Sin embargo, la valoración de la oposición del PP apenas se mueve: un 4,1, peor que la del Ejecutivo de José Antonio Griñán. Así, el Gobierno sale bien parado en tres provincias (Almería, Córdoba y Jaén), mientras que hace cuatro meses sólo ocurría en dos. Es curioso el caso de Huelva, uno de los territorios donde siempre aprueba el Ejecutivo andaluz, esta vez le otorga un 4,7.

No obstante, el repunte de valoración que los socialistas obtuvieron tras el cambio en la Presidencia de la Junta, cuando Griñán sustituyó a Chaves la pasada Semana Santa, parece esfumarse. En junio de 2009, el primer Barómetro que se realizó después del cambio, el Gobierno obtenía un 5,1 de media y los votantes socialistas lo valoraban con un 6,6. Ahora, incluso la opinión del elector del PSOE ha caído respecto al Gobierno, al que le otorga un 6. En el lado contrario, los electores que se confiesan del PP vienen mejorando la opinión del partido al que votan, y en un año han pasado del 5,1 al 5,7.

La expectativas de voto de IU aumentan respecto al Barómetro de otoño de 2009, pero levemente, del 7,1 al 7,5. En cualquier caso es un mejor dato que el obtenido por la federación de izquierdas en las autonómicas del año 2008. En este sondeo, los andalucistas vuelven a colocarse como tercera fuerza, con un 2,5, por delante del partido de Rosa Díaz (UPyD), que baja seis décimas: un 2,0.

La abstención declarada es del 17%, aunque en las pasadas elecciones autonómicas ascendió al 27,33%.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios