El PP cree que "queda muy poco" para la imputación de consejeros en los ERE

  • Ricardo Tarno, vicesecretario general del PP andaluz, dice que Griñán tiene "pánico" a que Daniel Alberto Rivera "empiece a hablar" · El presidente de la Junta insiste en defender al actual director de Trabajo

Comentarios 6

El vicesecretario general del Partido Popular (PP) de Andalucía, Ricardo Tarno, afirmó ayer que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el consejero de Empleo, Manuel Recio, tienen "pánico" de que el actual director general de Trabajo y Seguridad Social imputado en el caso de los ERE, Daniel Alberto Rivera, "empiece a hablar y cuente todo lo que sabe" sobre la trama. "Queda muy poco para que se pase a imputar a los consejeros", aseveró Tarno.

El vicesecretario de los populares andaluces manifestó en una rueda de prensa en Sevilla que la "defensa a capa y espada" del vigente director general de Trabajo que el Gobierno andaluz está protagonizando -con las comparecencias de Griñán y Recio en los últimos días- quedará "en nada" cuando Rivera "siga imputado y lo dejen caer para utilizarlo como cortafuegos y que los verdaderos responsables de este asunto no se quemen". En este sentido, el dirigente popular señaló que el Ejecutivo andaluz está utilizando "la misma estrategia de defensa" que con otros miembros de la Consejería de Empleo, como el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, el delegado provincial Antonio Rivas o el ex consejero José Antonio Viera, todos los cuales "han terminado imputados, fuera del Gobierno o con cada vez menos apoyos dentro del PSOE". Tarno apuntó además que, aunque la Junta ha intentado "engañar" a la ciudadanía, "cada día está más claro que la trama de los ERE era una estructura organizada desde el poder para tomar decisiones políticas".

El dirigente del PP-A anunció que su partido pedirá hoy la comparecencia del consejero de Empleo en la Diputación Permanente del Parlamento para que explique "por qué mantiene a un imputado al frente de una Delegación de Empleo, qué investigaciones internas ha realizado en la Consejería, qué ha descubierto y si se han depurado responsabilidades o es un paripé y por qué oculta información a la Justicia sobre el pago de comisiones por la concesión de distintos ERE a despachos de abogados y aseguradoras".

"Es gravísimo e indecente que una consejería clave como es la de Empleo lleve dos años intentando ocultar la porquería y las malas praxis mientras más de 1,2 millones de andaluces están en el paro", enfatizó Tarno.

No obstante, el PP-A tiene "sospechas fundadas" para creer que el titular de Empleo de la Junta "se esconderá tras la mayoría de su Grupo Parlamentario Socialista" y no atenderá esta petición. "Griñán y el PSOE no quieren que se sepa la verdad sobre los ERE, si hubiera querido hubiese permitido una comisión de investigación en el Parlamento de Andalucía sobre ellos", sentenció.

Por su parte, el presidente Griñán defendió ayer al actual director general de Trabajo y Seguridad Social. Griñán recordó que Rivera "desde el principio, se puso al frente" de la investigación administrativa emprendida por la Junta de Andalucía al respecto, toda vez que la juez "no le imputa ningún delito" concreto. El jefe del Ejecutivo andaluz visitó ayer la XIV edición de la fiesta de las migas de Lora del Río (Sevilla), donde a preguntas de los periodistas aludió a la imputación del vigente director general de Trabajo y Seguridad Social por parte de la juez Mercedes Alaya. El consejero de Empleo, Manuel Recio, ya había defendido a Rivera el sábado y había descartado su cese señalando que los hechos investigados "tienen su origen mucho antes" del propio nombramiento de Rivera. Griñán, en la misma línea, explicó ayer a los medios de comunicación que Daniel Alberto Rivera "desde el principio, se puso al frente de la investigación" administrativa emprendida por la Consejería de Empleo en cuanto a estos hechos, por lo que se trata de un alto cargo que "ha estado colaborando con la Justicia y ha remitido a la juez toda la documentación donde se haya podido apreciar alguna irregularidad".

Además, y en referencia al contenido expreso del último auto de la juez Alaya, Griñán señaló que "de aquello que se le dice que pudo haber hecho y no hizo, él solo se limitó a hacer una orden de pago de un expedientes de cuatro años antes" de su desembarco en la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social, dijo. Cuestionado por la figura de Juan Márquez, antecesor de Rivera en el cargo y también imputado, el presidente andaluz señaló que "estoy hablando del actual director general de Trabajo, que es el director de Trabajo que tengo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios