El PP sitúa el germen del fondo de reptiles en una ayuda de 1999

  • Rosario Soto asegura que se creó a raíz de las prejubilaciones que hubo en Cárnicas Molina

La portavoz del PP-A, Rosario Soto, aseguró ayer que la partida 31L, conocida como fondo de reptiles, se gestó en una ayuda concedida a una empresa cárnica de Jaén en el año 1999, dos años antes de la creación de la partida presupuestaria para empresas en crisis que se investiga en el escándalo de los ERE fraudulentos. Soto situó el origen de los fondos transferidos a empresas desde el antiguo Instituto de Fomento de Andalucía (IFA) en sendos convenios firmados en los años 1999 y en 2001, ambos para la empresa Cárnicas Molina y en los que se contemplan ayudas para la prejubilación de los trabajadores y para el fomento del "autoempleo".

En opinión de la portavoz popular, estas ayudas se idearon para "acallar protestas en periodos electorales" y resaltó que el Gobierno andaluz "conocía y autorizó desde su origen" esta partida presupuestaria que ha "continuado durante doce años" y que ha servido para financiar irregulamente a personas afines al PSOE "como ha dicho la jueza de los ERE", según Soto.

Añadió que el "escándalo" de los ERE fraudulentos no ha salido de "unos pocos golfos", sino que "se crea en un Ejecutivo de Chaves y continúa con Griñán" y recordó el papel de Juan Lanzas como intermediario entre Cárnicas Molina y el IFA para conseguir las fondos.

Soto subrayó que es la Junta la que "daña la imagen" de Andalucía con los "escándalos" de los ERE y el paro, ya que ha tenido una gestión "descontrolada" y que ha ejemplificado en la construcción de un edifico para un instituto de innovación de la Junta cuya infraestructura va a terminarse a pesar de que el citado instituto ha "desaparecido".

Sobre las deudas de la comunidad andaluza, señaló que su partido pidió hace semanas un registro de facturas pendientes de pago del Gobierno autonómico a proveedores y aún no han obtenido respuesta.

La dirigente del PP-A indicó que su formación política no tiene un cálculo sobre la deuda andaluza y reiteró que no quieren aportar datos que "se basen en una mentira, como la que el Gobierno saliente le dijo al entrante sobre la deuda española, que no era del 6% sino del 8%".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios