El PSOE acusa a Arenas de "insumisión" al colocar a cinco alcaldes al Parlamento

  • El Gobierno central sigue estudiando presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley que hace incompatible este cargo con el de diputado autonómico · Díaz critica que el PP use "atajos"

La única fórmula que encontró ayer el PSOE-A para definir la decisión del PP de poner a cinco alcaldes como cabezas de lista a las próximas elecciones autonómicas del 25-M, fue la de "insumisión parlamentaria". El pulso de los populares a la ley que establece la incompatibilidad de este cargo con el de parlamentario, aprobada el pasado mes de noviembre, no ha sentado nada bien a los socialistas. Ven que con este paso avanza el recurso ante el Tribunal Constitucional del Gobierno central en contra de una de las que han considerado sus normas estrella de la legislatura. Ante este panorama, lo único que les queda es la protesta.

La secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, consideró que el PP demuestra así su capacidad para el "uso de atajos", aunque sea poniendo en jaque la "soberanía" del Parlamento andaluz y lo que una mayoría decidió. Aunque esa fuera la de su bancada, porque en la votación de esta ley IU se abstuvo y el PP se opuso férreamente. Pero lo que más lamentó es la connivencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, si finalmente recurre. Evidenciaría, a su juicio, que actúa por "electoralismo", pero también con "revancha" y "venganza" contra Andalucía, en lo que incluyó, además, los 3.200 millones de pérdida fruto de sus medidas de recorte, los 40.000 jóvenes que se quedarán sin renta de emancipación o el ninguneo a la Junta en las reuniones con consejeros de Hacienda de las comunidades del PP.

La dirigente socialista, que presentaba la página web del partido en la que los ciudadanos podrán hacer propuestas programáticas -serán escuchadas y respondidas, aunque no se dice nada de su inclusión posterior-, coincidió con la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, en que lo que está haciendo el PP prueba también su falta de coherencia, no ya por que en Galicia existe una ley casi idéntica, sino por lo que el propio Arenas pregonaba hace unos años cuando se oponía, precisamente, a la acumulación de cargos.

Esta baza con la que juegan los populares del recurso del Gobierno de la nación está aún pendiente de concretarse. La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, aseguró que el Ejecutivo de Mariano Rajoy lo "está estudiando" y explicó que será el Consejo de Estado el que se pronuncie, lo que conllevaría la suspensión de la norma por un plazo de seis meses.

El único obstáculo que podría encontrar el Gobierno es justificar su postura ante la norma vigente en Galicia, que es aún más restrictiva, porque allí los alcaldes son inelegibles, mientras aquí sí se les permite presentarse, pero de lograr escaño, deberán elegir entre éste y el bastón de mando. Sería difícil explicar por qué algo que es válido en Galicia no lo es Andalucía, pero en el argumentario del PP el problema está resuelto: en el Parlamento gallego salió adelante porque hubo consenso entre todos los partidos, mientras en la Cámara andaluza hubo confrontación .

De concretarse el recurso, los populares se saldrían con la suya y frenarían una medida que ha provocado desde el pasado verano un agrio enfrentamiento con los socialistas. Los primeros, porque han visto la ruptura de las reglas a escasos meses de una consulta autonómica y un intento de impedir el tirón que sus alcaldes tienen en las urnas, en lo que califican de "gran cacicada" -se quejan de que en el PSOE, sin embargo, no quieren hablar de incompatibilidad con el cargo de senador-. Y los segundos, por entender que es hora de hacer realidad la máxima de "una persona, un cargo", algo que ya vienen aplicando en su bancada desde hace tiempo.

El PP-A quiso concretar ayer su desafío con la presentación oficial de sus cinco alcaldes-candidatos, pero no pudo por el fallecimiento del fundador del partido, Manuel Fraga, por el que se suspendió toda la agenda política del día. Pero la precampaña se ha echado encima y no quiso perder un minuto en confirmar que serán Juan Ignacio Zoido por Sevilla, Pedro Rodríguez por Huelva, José Antonio Nieto por Córdoba, Esperanza Oña por Málaga -es regidora de Fuengirola-, y Carlos Rojas por Granada -gobierna en Motril-. Sus nombres entraban en las quinielas porque todos ya han sido parlamentarios esta legislatura que está a punto de concluir. Algunos simultaneando la Cámara con sus respectivos ayuntamientos desde el gobierno, y otros desde la oposición, hasta las pasadas municipales, como Nieto y Zoido.

El equipo de candidatos lo completa el presidente del PP-A, Javier Arenas, que intentará el asalto a la Junta de Andalucía por segunda vez desde Almería; por Cádiz concurrirá el secretario general, Antonio Sanz; y la única novedad es la candidata por Jaén, la portavoz del PP en la Diputación jienense, Catalina García. Arenas no ha podido contar con el alcalde de esta ciudad, José Enrique Fernández de Moya, por su condición de senador tras la consulta del 20-N, y que le ha llevado hace escasos días a renunciar a su acta como parlamentario autonómico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios