PSOE y Ciudadanos se reunirán cada dos meses para evaluar al Gobierno

  • La comisión de seguimiento del acuerdo de investidura consta de tres grupos de trabajo para fiscalizar el cumplimiento de las 72 medidas incluidas en el pacto que dio a Díaz la Presidencia.

Comentarios 5

El comité de enlace que mantuvieron PSOE e IU durante la pasada legislatura ya tiene heredero. Pese a que no hay pacto de Gobierno entre los socialistas y Ciudadanos, ambos partidos se reunirán cada dos meses en la comisión de seguimiento del pacto de investidura, que permitió a Susana Díaz convertirse en presidenta de la Junta el pasado 11 de junio con el apoyo del grupo parlamentario que lidera Juan Marín.

El objetivo principal de este organismo es garantizar el cumplimiento de las 72 medidas incluidas en el documento firmado por ambas formaciones y lo harán mediante el establecimiento de tres mesas de trabajo dedicadas a sendos sectores: regeneración democrática, reactivación económica y bienestar social. Por parte de Ciudadanos los representantes serán Marta Bosquet, Carlos Hernández y Sergio Romero, parlamentarios por Almería, Málaga y Cádiz, respectivamente. Los nombres de los socialistas que participarán en estas mesas sectoriales no se conocen por el momento.

De forma independiente, según explicó el líder de Ciudadanos en Andalucía, se pondrá en marcha una comisión permanente "para evaluar cualquier asunto que pueda surgir en un momento determinado relativo a esos acuerdos". En representación del partido naranja acudirán Julio Díaz, parlamentario por Huelva, Manuel Buzón, coordinador territorial, y el propio Marín; mientras que los socialistas que formarán parte de este organismo serán Juan Cornejo, secretario de Organización del PSOE-A, Mario Jiménez, portavoz en la Cámara autonómica, y el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios; todos ellos presentes en la reunión celebrada ayer en el Parlamento y miembros activos de las negociaciones previas al pacto de investidura.

Las tres mesas de trabajo se reunirán antes del parón legislativo de agosto, pero Marín anunció un encuentro de carácter especial para "finales de septiembre o primeros de octubre", para valorar el nivel de cumplimiento del acuerdo "que tendrá su reflejo en la ley de presupuestos de 2016", que deberá aprobarse en otoño. "Entendemos que ahí es donde realmente se va a ver reflejada la voluntad de cumplimiento de todos estos acuerdos firmados en su día", sentenció el líder de Ciudadanos en Andalucía.

Juan Cornejo, que fue elegido el miércoles senador por designación autonómica, también hizo una valoración positiva del nivel de cumplimiento del acuerdo. Según el número dos de la ejecutiva del PSOE andaluz, algunas de las 72 medidas del acuerdo se han visto recogidas en las resoluciones del Consejo de Gobierno de la Junta, otras se llevan a cabo "como respuesta a las situaciones que se producen" y hay algunas que ya se estaban cumpliendo antes de firmar el propio documento. En el mismo sentido se pronunció Marín, que destacó la puesta en marcha de iniciativas como las becas para la obtención de la acreditación en idiomas para los universitarios, el fraccionamiento del pago de las matrículas en educación superior o la renuncia de los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y el ex consejero Gaspar Zarrías tras su imputación a cargo del Tribunal Supremo.

El líder de Ciudadanos aseguró tras la reunión que no considera que la ausencia de la Junta en la acusación del caso de los ERE fraudulentos en el Alto Tribunal suponga el incumplimiento del pacto con el PSOE, aunque reconoció que fue un tema tratado en el encuentro con los socialistas. Sin embargo, Marín defiende que sean los servicios jurídicos de la administración andaluza los que decidan, "por el momento procesal en el que se encuentra el asunto, en qué momento se persona". El político gaditano recordó "la Junta ya está personada en los ERE y ahora el gabinete debe decidir cuándo lo hace" en la causa que instruye el juez Alberto Jorge Barreiro.

"En algunas cuestiones también hay que tener un poco de paciencia", señaló Marín, porque "los tiempos los tienen que marcar los propios asuntos" y porque no pretenden que "el Parlamento se convierta en un juzgado". Con estas afirmaciones, el líder andaluz de Ciudadanos se refirió a las peticiones de comisiones de investigación. Marín aseguró que su grupo quiere que el Gobierno andaluz comparezca en el Parlamento por Aznalcóllar y por el caso de los cursos formación, pero que las comisiones "se llevarán a cabo en el momento que haya que llevarlas y no vamos a negarnos a ponerlas en marcha". El jefe de Ciudadanos en la Cámara andaluza rechazó cualquier intención de obtener rédito electoral con la puesta en marcha de estas investigaciones.

En este sentido, Juan Cornejo afirmó que la comparecencia del Ejecutivo que preside Susana Díaz en sede parlamentaria para dar explicaciones por cualquier asunto que le compete es "bueno y necesario", pero mencionó que las comisiones de investigación "no son una cuestión prioritaria", puesto que considera que "compete a la posición que adopten las demás formaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios