PSOE y PP saturan la agenda política con denuncias mutuas de corrupción

  • Los populares piden hasta tres comisiones de investigación y denuncian una persecución contra ellos · Los socialistas se zafan de las acusaciones y atacan con el caso Gürtel e "irregularidades" en Málaga

La maquinaria de los principales partidos políticos andaluces para revelar supuestos casos de corrupción en el rival está engrasada. A cada semana, al menos uno, lo que origina que las demandas de explicaciones e investigaciones se agolpen y centren casi en exclusiva la agenda política.

El PP-A pidió ayer hasta tres comisiones de investigación en el Parlamento, consciente de que desde 1996 se les ha denegado hasta en 71 ocasiones, negativa "propia de un régimen", según censuró el secretario general de la formación, Antonio Sanz, en una rueda de prensa para informar de la creación del portal de internet A primera hora.

Las peticiones del PP-A se concretaron en la aclaración de los contratos de la empresa Decoestudio para el montaje de los stands de Turismo en Fitur desde 1989; la imputación del ex alcalde socialista de Ohanes (Almería) por presunta corrupción urbanística y el "escándalo" del senador y alcalde socialista de Baena (Córdoba), Luis Moreno, por la investigación iniciada sobre el pago con facturas falsas en clubes de alterne y hoteles en nombre del Ayuntamiento.

Sanz se quejó de una "doble vara de medir" con las administraciones que pertenecen al PSOE y para las que pertenecen al PP. "A algunos se les cita con abogados y a otros se les cita con cámaras de televisión y grilletes", consideró.

Manuel Gracia, portavoz del PSOE en el Parlamento, centró ayer su rueda de prensa en contestar a las acusaciones y contraatacar. Gracia consideró que el PP-A pretende utilizar el Parlamento de Andalucía como "megáfono" para "amplificar el volumen de una sobreactuación" de su formación en el caso del ex alcalde de Ohanes. En el caso de Baena, el PSOE no exigirá responsabilidades al alcalde mientras no sea imputado por el juez, afirmó Gracia, que sostuvo que no pone "la mano en el fuego ni por él ni por nadie" a preguntas de los periodistas. El propio alcalde avisó ayer que que piensa "desenmascarar la trama" urdida contra el PSOE y contra él mismo "por un partido político que busca así poder tapar sus vergüenzas, sus supuestos de corrupción en Valencia y en Madrid".

El caso Gürtel motivó al PSOE a solicitar que la Cámara de Cuentas aclare si el PP-A presentó facturas justificantes de los gastos electorales de 2004 que les realizó la empresa Rialgreen S.L., una de las investigadas por la Audiencia Nacional, anunció Gracia.

El grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga denunció ayer la supuesta contratación irregular de cargos de confianza por parte del equipo de gobierno del PP, por lo que pedirá la realización de una auditoría laboral externa para conocer la situación de todos esos contratos, así como la comparecencia del alcalde, Francisco de la Torre (PP). El PP lo desmintió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios