"Al PSOE nos distingue que a quien se aproveche, se le expulsa"

  • La secretaria de Organización socialista, Susana Díaz, pide "perdón" por el caso de los ERE, reivindica las elecciones primarias para evitar el "cainismo" y reafirma a José Antonio Griñán como candidato en 2012

Comentarios 1

"Una mar en calma no hace buenos marineros". Y la mar no está en calma en Andalucía desde hace varias semanas. A este dicho se refirió ayer la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, para describir las enseñanzas que del turbulento presente puede obtener la que hoy en día es la número dos del partido que dirige José Antonio Griñán. Sevillana de Triana, barrio de fundación marinera, Susana Díaz finalizó así su intervención de ayer en el Foro Joly, donde fue presentada por el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco.

Había poder, y se notaba: ocho consejeros de la Junta -y son 13-, la presidenta del Parlamento, el delegado del Gobierno central en Andalucía y varios secretarios provinciales. Hasta tres hermanos mayores de los cinco trianeros. Y, desde luego, la mar revuelta. Zapatero anunció elecciones primarias el sábado pasado; Luis Pizarro dimitió el lunes como consejero de Gobernación, y la juez Alaya, la instructora del caso de las prejubilaciones falsas, que por fin se hacía con las actas de los Consejos de Gobierno.

No obvió Susana Díaz estos asuntos; ninguno, aunque en el caso de los candidatos a las elecciones primarias y sus preferencias no se salió del guión: ni una pista. Sólo le faltó recurrir al refrán que ya ha hecho popular el presidente andaluz, José Antonio Griñán: hasta que no lleguemos a ese río, no cruzaremos ese puente. De modo que hasta después del 22 de mayo no sabremos si la Ejecutiva andaluza optará por Alfredo Pérez Rubalcaba o por Carme Chacón; por ambos en una suerte de ticket, o si éstos, finalmente, darán el paso de presentarse.

En el caso de los ERE sí fue clara. En su opinión, lo que diferencia al PSOE del PP "no es que haya quién se aproveche, sino cómo se reacciona". Y siguió: "Quien denuncia, quien investiga, quien expulsa, quien cambia para que no se repitan los hechos, ése es de un partido honesto". "Hemos pedido perdón cuando algunos han utilizado nuestras siglas para faltar al pueblo andaluz", y por si alguien no había escuchado tal acto de contrición de algún dirigente socialista, lo verbalizó: "Estamos viviendo un periodo que nos entristece, nos abochorna y por el que hemos pedido perdón a los ciudadanos". Ahora bien, Susana Díaz aseguró que el PP no podrá utilizar estos casos para "conseguir lo que no pueden en las urnas". Más explícita: "En todos lados hay granujas, pero los ciudadanos se quedarán con la respuesta que hemos dado".

El discurso de Susana Díaz iba muy dirigido a la militancia. En el encuentro del Foro Joly había muchos cargos públicos y candidatos a las alcaldías, así que aprovechó la ocasión para reivindicar el sistema de elecciones primarias como un método para evitar el "cainismo".

Si alguien sospechaba que el PSOE andaluz se ha vuelto de lo más zapaterista, su número dos acabó con todas las dudas. Dijo que se sentía "heredera" del 35º Congreso del PSOE, el cónclave que ganó Rodríguez Zapatero y a partir del cual las primarias quedaron instauradas en este partido para la elección de candidatos. No es casualidad que el fin de semana pasado Zapatero volviera a insistir en su convicción de que las primarias son el signo de distinción de su partido. Aunque no es menos cierto que el PSOE andaluz suspendió las primarias en toda la comunidad autónoma para que los militantes pudieran elegir a sus candidatos a las alcaldías. Eso no lo recordó.

"Creo -aseguró al respecto- que el actual momento es muy señalado para destacar que pocas personas como nuestro presidente han creído tanto en la democracia interna, y ha puesto tanto de su parte para abrir el partido al debate y para desterrar el cainismo entre nosotros". Y más: "José Luis [por Zapatero] se hizo cargo del partido en un congreso inolvidable por sus lecciones de democracia".

Ya José Antonio Griñán ha reivindicado este congreso como el del nacimiento de un nuevo partido donde la crítica y la apuesta por líderes distintos no es castigado como en épocas anteriores. Susana Díaz también aseguró que el PSOE andaluz transcurrió por esa senda, hasta llegar al congreso extraordinario de marzo de 2010, cuando Griñán fue elegido secretario general en sustitución de Manuel Chaves.

"Somos un partido renovado -mantuvo-; somos el PSOE que hace un año terminó un proceso de renovación y que ha abierto una etapa distinta. Somos un partido nuevo con 132 años de historia".

Claro, que en el turno de preguntas alguien le cuestionó como casaba su admiración por Alfonso Guerra con la posición de éste, que es contraria a las elecciones primarias. Díaz no eludió el asunto, se reafirmó en su admiración por Guerra, que ahora acompaña al candidato de Sevilla, Juan Espadas, en la lista de las municipales, pero mantuvo su apuesta por las primarias. Tan de Guerra es que en su discurso se refirió a un pasaje de Machado que también fue citado por el ex vicepresidente del Gobierno cuando fue nombrado el 28-F pasado Hijo Predilecto de Andalucía, ése en el que el poeta sevillano, muy pequeño aún, conoció al fundador del PSOE, Pablo Iglesias, no supo lo que decía por su edad, aunque reconoció en "el timbre de su voz la verdad humana".

Sobre la dimisión de Luis Pizarro, al que definió como una de las personas más destacadas de su partido, fue contundente: "Yo no me habría ido". "Yo tengo que estar hasta el final, respeto su decisión, pero no la comparto", dejó claro la secretaria de Organización. Susana Díaz mantuvo que el liderazgo de José Antonio Griñán no admite discusión, y que será candidato a la Presidencia de la Junta en 2012 ocurra lo que ocurra en las elecciones municipales del 22 de mayo, aunque en su opinión el PSOE no perderá ni Sevilla ni Jaén ni ninguna de las diputaciones.

Y sobre el adelanto que el PP le lleva en los sondeos, mantuvo que el partido de Javier Arenas "es especialista en ganar encuestas y perder elecciones". Es más, auguró la derrota del PP en las autonómicas. Ya en estado puro, Susana Díaz aseguró del líder popular: "En el fondo, me da lástima la criatura. ¿Alguien piensa que seguirá en Andalucía cuando pierda las elecciones?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios