El PSOE minimiza el cese de Pizarro al relevo "de un consejero por otro"

  • La dirección regional reviste de normalidad la decisión del histórico socialista y asegura que apenas le dedicó un minuto en la reunión de la Ejecutiva · Griñán elude pronunciarse

Comentarios 3

Apariencia de tranquilidad y normalidad de puertas afuera; "sorpresa total" y "conmoción brutal" entre los socialistas andaluces con las mismas puertas cerradas. El PSOE andaluz restó ayer importancia de manera oficial a la repentina dimisión del ex consejero de Gobernación y Justicia, Luis Pizarro, un histórico del socialismo andaluz que, sin embargo y según la versión de la dirección socialista, apenas contó con un minuto de protagonismo en la reunión de la ejecutiva regional celebrada ayer en la sede de San Vicente por transcurso de casi dos horas. Al término de la reunión, el secretario general de los socialistas andaluces y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, eludió pronunciarse a preguntas de los periodistas congregados.

Fue la secretaria de Organización, Susana Díaz, quien ante la expectación causada compareció para dar cuenta de los asuntos tratados en el pleno de la comisión ejecutiva, una reunión de carácter ordinario y que coincidió con la dimisión de Pizarro. La número dos de Griñán en el partido desechó cualquier tipo de valoración desde el partido sobre un asunto que respecta al Gobierno de la Junta y a su presidente, aunque sólo tras la apelación realizada a que ésta es la cuarta crisis de gobierno desde que Griñán es presidente, respondió: "Se trata de la sustitución de un consejero por otro".

"Es una persona con una amplia trayectoria y valía personal en el partido y ha tomado una decisión que respetamos. Griñán también ha decidido y la Ejecutiva le apoya en su conjunto, ya que además ha sido un sustitución que ha durado prácticamente dos horas", añadió.

¿Lamenta su marcha?, se le preguntó. Díaz respondió que lamenta la salida de Pizarro como la de "cualquier compañero" y abundó en recalcar que la organización está centrada en "crear empleo, salir de la crisis y en las elecciones municipales, y de ahí -apostilló- no nos vamos a distraer". Otras fuentes de la dirección regional vincularon la postura oficial a que los nombramientos o ceses en el Consejo de Gobierno son potestad exclusiva del presidente, pese a que algunos no lo entiendan, explicitaron en referencia al anunciado cese del delegado de la Junta en Cádiz. Este relevo, se presume, puede ser sólo una avanzadilla de lo que deparen los sucesivos Consejo de Gobierno de la Junta a contar desde el que se celebra hoy.

En la misma tónica de que impere la normalidad y la tranquilidad, otros destacados dirigentes socialistas relacionaron el desapego con la marcha de Pizarro al proceso de renovación de las caras reconocibles de los socialistas que comenzó Griñán tras ser proclamado secretario general hace poco más de un año. "Tenía que llegar" o "Esto pasa en las mejores familias", fueron algunas de las frases de los sondeados al término de la Ejecutiva regional, en la que, hasta donde se conoce y según el partido, los asistentes sólo escucharon de boca de Griñán la comunicación del relevo de Pizarro. Sin más.

Esto no ocultó que algunos de los presentes expresaran la "sorpresa", así como la "conmoción", en la que se sumieron los socialistas andaluces, que no ganan para sobresaltos en las últimas semanas. El adiós de Zapatero al anunciar que no se presenta como candidato y el apoyo a las primarias fueron los otros asuntos que abordó la ejecutiva socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios