El PSOE le sigue sacando siete puntos al PP a pesar de la crisis

  • La diferencia respecto a las elecciones de marzo de 2008 se ha acortado en dos puntos, pero ésta se mantiene intacta frente al último Barómetro de octubre pasado

Los políticos suspenden y la actuación del Gobierno andaluz y de la oposición del PP no convencen. Sin embargo, según se desprende de este Barómetro Joly Andalucía del 28-F, los socialistas mantienen una amplia ventaja sobre el PP, de siete puntos. En marzo de 2008, cuando se celebraron las elecciones autonómicas, esta ventaja fue de nueve puntos. El PP ha recortado dos, pero si se compara este sondeo de febrero con el realizado en octubre, la situación permanece inalterable. Es más, ambos partidos pierden unas décimas, aunque es el PP el que sale peor parado. El trabajo de campo se realizó entre el 29 de enero al 11 de febrero, cuando se conocían, por tanto, los malos datos de desempleo de fin de 2008.

En la consulta autonómica de marzo de 2008, los socialistas ganaron con un 48,2% de los sufragios, por lo que obtuvieron 56 escaños. El esquema quedó prácticamente igual con el Barómetro Joly de hace cuatro meses, aunque ya el PSOE acusaba una primera bajada de dos puntos (46,5), tras el reconocimiento abierto de que Andalucía estaba en crisis y se atisbaban los primeros síntomas de una recesión. Ahora que ésta ya es una realidad, y a pesar del agravamiento de las circunstancias económicas, con un tasa de paro que crece de manera imparable, la caída del PSOE es tan suave que se limita a la pérdida de tres décimas respecto a octubre, por lo que la estimación de voto de celebrarse en estos momentos unos comicios le concederían un 46,2% del escrutinio y casi la misma composición en su bancada.

Pero si baja el PSOE, el PP también, aunque de una manera algo distinta. En marzo de 2008, los populares recortaban cinco escaños a los socialistas gracias a la extinción parlamentaria de los andalucistas. Lograban el hito del 38,7% de apoyo del electorado y 47 parlamentarios. En el Barómetro Joly de octubre, la pérdida de los dos puntos del PSOE se acompañaba de uno más para el PP. La crisis le estaba dando la oportunidad para crecer y situarse en un 39,6%. Pero no parece haberla sabido exprimir. Al menos así se extrae de las conclusiones de esta última encuesta, en la que Arenas suspende, su partido también y la intención de voto que había ganado la vuelve a perder en medio punto, situándose en el 39,1% de los encuestados que se decantarían por dar su voto a los populares.

Pese a este descenso de los dos grandes partidos respecto a otoño, lo que sí se constata es un acortamiento de la distancia electoral. Si entonces eran algo más de nueve puntos porcentuales los que les separaban, hoy sólo son siete. A la vista de estos datos, el bipartidismo sigue afianzándose, ya que el tercer partido con representación parlamentaria, IU, sigue sin sacar todo el rendimiento que debería. A pesar de haber pasado a la acción en los últimos meses, con numerosos actos de protesta, IU sólo ha logrado arrancar medio punto desde que se celebraran las últimas elecciones, situándose en un 7,5% de intención de voto, lo que le dejaría con los mismos seis aforados que lograra entonces.

Quien de nuevo volvería a quedarse fuera de la Cámara sería el Partido Andalucista (PA). Un año después de su debacle electoral, el PA, ya sin el PSA, no levanta el vuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios