El Pleno Europeo aprueba la ayuda de 10,5 millones de euros para recolocar a los ex trabajadores de Delphi

  • La subvención otorgada es algo inferior a la solicitada por el Gobierno español, que ascendía a 15 millones de euros

Comentarios 14

El pleno del Parlamento Europeo aprobó hoy la subvención de 10,5 millones de euros del Fondo de Adaptación a la Globalización que la Comisión había propuesto para ayudar a recolocar a los 1.521 trabajadores afectados por el cierre de la planta de piezas de coche de Delphi en Puerto Real y a otras 68 personas despedidas en las factorías de sus proveedores. La subvención es algo inferior a la que había solicitado España, que ascendía a 15 millones de euros. Los eurodiputados dieron su visto bueno a la ayuda por 634 votos a favor, 32 en contra y 19 abstenciones.

La multinacional estadounidense anunció en febrero de 2007 el cierre de su factoría de Puerto Real y decidió trasladar la producción a Tánger porque ofrece mano de obra más barata, ventajas fiscales y la proximidad de las materias primas, según recordó la Comisión. «Es un claro ejemplo de la tendencia existente en la industria automovilística europea de trasladar su actividad a terceros países con costes de producción más bajos, con el correspondiente incremento de las importaciones a la UE y una reducción del empleo en este sector», resaltó el Ejecutivo comunitario.

España presentó en octubre de 2007 una solicitud de ayudas por valor de 15 millones de euros del Fondo de Adaptación a la Globalización para ayudar a recolocar a los despedidos. La Comisión propuso el pasado 23 de julio conceder una subvención algo inferior, de 10,5 millones de euros, que ahora ha sido ratificada por la Eurocámara.

El Fondo de Adaptación a la Globalización se creó en 2006 para ayudar a las personas que han perdido sus empleos debido al impacto de la globalización o de deslocalizaciones de empresas fuera de la UE.

Se aplica en casos de despido de más de 1.000 trabajadores de una empresa o de un sector regional, producidos a raíz de importantes cambios estructurales en el comercio mundial que impliquen un incremento sustancial de las importaciones o un descenso destacado en las cuotas de mercado de la UE. Las subvenciones se dedican sobre todo a formación de los trabajadores para recolocarlos en otros sectores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios