Podemos pide 600.000 euros a la ciudadanía en pleno caso Monedero

  • La candidatura de Teresa Rodríguez no quiere recurrir a los bancos para financiar su campaña

Comentarios 3

Podemos no recurrirá a los bancos para financiar su campaña para las elecciones autonómicas en Andalucía sino que lo hará a través de los microcréditos que solicitará a sus simpatizantes, que pueden colaborar económicamente a que la maquinaria electoral de la formación de Pablo Iglesias ruede hasta el 22-M. Podemos anuncia que pedirá dinero a la ciudadanía -vía redes sociales y medios de comunicación en general- en plena polémica por el caso Monedero, por el que el número tres de la formación ha devuelto más de 200.000 euros a la Hacienda tras destaparse que había cobrado subvenciones de países de América Latina y que esos ingresos figuraban en su cuenta personal sin haberlos declarado.

Al respecto de este caso, Teresa Rodríguez valoró "las explicaciones" dadas por el número tres en insistió en que se trata de "cuentas personales" sin relación alguna con las cuentas de Podemos.

Al margen de que Monedero colabore económicamente con la campaña andaluza, el objetivo de la formación es el de recaudar "100.000 euros por semana", cifra que resulta de unas "estimaciones muy prudentes", en palabras del abogado y experto en fraude bancario Juan Ignacio Moreno Yagüe, número dos por Sevilla que no quiso pronunciarse sobre el caso Monedero: "Me reservo mi opinión porque acabo de llegar y no he podido leer nada", se limitó a decir.

Según explicaron en rueda de prensa, celebrada en un espacio tan ajeno a las convocatorias políticas como el Parque del Alamillo en Sevilla, la participación económica de los simpatizantes en campaña se hará en régimen de microcréditos (préstamos civiles con resguardo de ingreso que coordinará la Fiare Banca Ética) y no donaciones a fondo perdido de modo que el importe se reembolsará cuando el partido reciba la subvención correspondiente por gastos electorales. Según los cálculos de la formación, esos 600.000 euros corresponderían a la cantidad que percibirían en caso de obtener unos 11 o 12 escaños en el Parlamento andaluz que es lo que señalan las encuestas "más pesimistas", señalaron los portavoces de este jovencísimo partido.

Al margen de la cuestión económica, a la eurodiputada se le preguntó por su intención de facilitar de nuevo un Gobierno socialista en la Junta de Andalucía, como publicó ayer este medio. Para la candidata de Rota -que, pese a lo anunciado por la propia formación en un principio concurrirá a las elecciones por la lista de Cádiz y no por Sevilla, cuya cabeza de lista será finalmente la sevillana Begoña Gutiérrez- su intención es "salir a ganar estas elecciones pese a los tambores de grandes alianzas entre PSOE-PP". En el caso de que los diputados de su formación fueran decisivos para facilitar la investidura de Díaz como presidenta de la Junta, Rodríguez aseguró que "todo tipo de acuerdo poselectoral o de cara al proceso de investidura" tendrá que ser consultado a las bases de la formación. Y si bien reconoció que "aventurar ahora mismo el resultado de esta consulta pública es complicado" sí confirmó que en ningún caso apoyarán al PP para que acceda al Gobierno andaluz pues, dijo, "representan la oligarquía del poder en Andalucía".

La posibilidad de que Podemos ayude a apuntalar al PSOE-A en el poder a través de acuerdos políticos -una decisión que en todo caso chocaría con el discurso más crítico al bipartidismo realizado hasta ahora por Podemos- constrata con la opinión que Rodríguez tiene de la presidenta: "Díaz no es muy de cumplir sus compromisos con otras formaciones políticas", advirtió. E insistió en que para que Podemos llegue a acuerdos con el PSOE, éste tiene que dar "un giro de 180 grados" en determinadas políticas.

Unas políticas que, con todo, tampoco están definidas todavía en el programa que podemos presenta en las elecciones andaluzas. "Estamos elaborando y concretando el programa estos días y se presentará en las próximas semanas pero la base", insistió Moreno Yagüe, uno de los perfiles más técnicos -y fue impulsor de la iniciativa OpEuríbor y de Democracia 4.0- que integra la candidatura de Podemos en unas listas que han recibido numerosas críticas por el exceso de tutelaje desde Madrid. "Éste ha sido el mejor proceso que hemos podido hacer en este tiempo", dijo Rodríguez que añadió que "si la crítica no existiera no se podría mejorar".

En esas listas finalmente no figurará el nombre del ex dirigente de la CUT Diego Cañamero, "por decisión personal", advirtió Rodríguez,pero sí una veterana dirigente del SAT como María García, del colectivo Vía Campesina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios