La Policía investiga a más de un agente por el robo de droga de la Jefatura de Sevilla

  • El jefe superior afirma que "más pronto que tarde" se detendrá a "todos los que han manchado el nombre del Cuerpo" · Interior creará en 2009 en Sevilla un nuevo grupo contra el crimen organizado

El jefe superior de Policía en Andalucía Occidental, Enrique Álvarez Riestra, insinuó ayer que hay más de un agente implicado en el caso de la desaparición de los 100 kilos de heroína y cocaína que fueron robados de los calabozos de la Jefatura a principios del pasado mes de junio. Lo hizo además en su discurso durante la celebración del día de los Santos Ángeles Custodios, festividad de la Policía Nacional, que se celebró ayer en el Palacio de Exposiciones y Congresos.

En su intervención, el máximo responsable de este cuerpo en Sevilla se refirió a este "vergonzoso" asunto y confió en que "todos los que han manchado el nombre de la Policía sean detenidos más pronto que tarde". "Creímos que las medidas de seguridad eran suficientes pero resultaron vulnerables. Mucho se ha especulado sobre este asunto. No hemos podido decir nada públicamente porque hay una investigación que está bajo secreto de sumario, pero habrá detenciones de todos los implicados. Ahora hay que dejar trabajar a los investigadores", expuso Álvarez Riestra. Hasta el momento había trascendido que el responsable del robo de la droga era únicamente un agente y no varios. En cualquier caso, tuvo que contar con ayuda de otras personas ajenas al cuerpo para deshacerse de la mercancía.

El jefe superior admitió de nuevo los fallos en la custodia de la droga decomisada y avanzó que posiblemente se busque una nueva ubicación a las cantidades intervenidas por la Policía dentro de la misma Jefatura. La cocaína y heroína desaparecida se almacenaba en unos calabozos que no se usan habitualmente para los detenidos y cuyas cerraduras han sido sustituidas después de que se detectara el robo. "Ahora hemos colocado unas cerraduras de altísima seguridad y es prácticamente imposible acceder a los calabozos, pero aun así posiblemente busquemos una nueva ubicación para este tipo de sustancias".

Álvarez Riestra justificó además la tardanza de la investigación y el hecho de que cuatro meses después de que se detectara el robo aún no haya habido detenciones relacionadas con este asunto. "Queremos hacerlo muy bien para que no haya ningún tipo de desliz y esté todo bien atado, de manera que haya pruebas para detener a los culpables. La investigación la está llevando a cabo la unidad de Asuntos Internos y es normal que se prolongue durante este tiempo. Sólo la inspección ocular ha llevado varias semanas porque se han tenido que abrir unas 200 bolsas similares y examinar el contenido de cada una de ellas".

La Policía Nacional contará a partir del primer trimestre del año próximo con una nueva unidad dedicada al crimen organizado. Se trata de un grupo de respuesta rápida llamado Greco y similar a los que operan en Madrid, Levante y la Costa del Sol. Estará formado por al menos 30 hombres y se dedicará a investigar las grandes redes organizadas dedicadas a delitos como el tráfico de drogas y armas a gran escala o el robo y posterior venta de vehículos de alta gama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios